12 de junio de 2015

La publicación digital en Android

 Cuando nos enfrentamos a un proyecto editorial digital (e-book, revistas, etc.) que sea integral, tarde o temprano nos encontraremos con el carajal de formatos, en forma de tamaños de pantalla, tipos de archivos, plataformas de venta, dispositivos, etc.

Sin duda si hay un dispositivo que vino a revolucionar el mundo de la industria editorial en digital ése ha sido y es el iPad de Apple. El universo del iPad ha ido asociado desde el inicio al de las publicaciones digitales. Primero apps, luego apps que eran quioscos, luego libros digitales con amplias prestaciones multimedia interactivas, etc.

Sin embargo, ese recorrido idílico se entrentaba cada vez más con la realidad de la cuota de mercado de hardware. La mayoría de usuarios de pantallas móviles usan el sistema operativo Android, mientras que en menor medida el resto del mercado se reparte fundamentalmente entre iOS (Apple) y otros dispositivos (Windows, por ejemplo).

Y eso nos lleva al punto clave en el desarrollo de apps, revistas, etc. El editor, autor, cliente en general nos plantea: "Esto que ha quedado tan bonito para el iPad... ¡también lo quiero igual para el Android!".

Tablet Android


No sé vosotros, pero esta petición tan insoslayable y comprensible, para mi es sinónimo de un rosario de problemas y despropósitos. Ojalá Android solo fueran teléfonos que solo sirvieran para ser teléfonos, y el consumo de contenidos editoriales se circunscribiera únicamente al iPad. ¿Por qué digo esto? Empecemos con un repaso al panorama reciente, entremezclado con algunos datos:

Android tiene una mayor penetración en el mercado, pero se trata fundamentalmente en el ámbito de los smartphones más que en las tablets, donde el iPad sigue siendo el preferido por los consumidores. En Android no hay una clara distinción entre smartphone, tablet o phablet. Son simplemente dispositivos Android, y la discriminación viene dada más bien por la versión del sistema según la potencia del dispositivo que por otras consideraciones. Es decir, el usuario de Android suele ser un consumidor de teléfono, mensajería y pequeños videojuegos, más que un lector ávido de revistas o libros.

— La disparidad de modelos y tamaños/resoluciones de pantalla/potencias en dispositivos Android es mucho mayor con respecto a iOS. 

— El mercado de comercialización de aplicaciones de Android (Play Store) tiene unos criterios de control de calidad que no tienen nada que ver con los que aplica AppStore de Apple. Básicamente, en Play Store todo cabe (yo he llegado a descargarme apps que ni siquiera funcionaban!) mientras que en Apple se miran todo: contenido y contienente, y no son infrecuentes los casos de rechazo de apps por motivos estrictos. La consecuencia: la calidad de las apps que se encuentra el usuario de iPad es claramente superior a lo que pueda encontrar en Android.

Los desarrollos prioritarios siempre han sido primero para iOS. Grandes compañías de software como Adobe, que en un principio apostaron claramente por Android ligándolo a su juguete roto Flash Player, se han entregado al desarrollo de apps y soluciones exclusivas para el iPad, como es el caso de Digital Publishing Suite, donde siempre iOS fue puntero y las adaptaciones para Android nunca fueron una prioridad. La estabilidad de los productos para Android siempre ha sido más frágil, y en ocasiones, las versiones Android de algunas aplicaciones fundamentales para la lectura de e-books, como Adobe Digital Editions, en Android ni están ¿ni se las espera?

La calidad en general de las aplicaciones para Android deja mucho que desear para un consumidor de publicaciones digitales que es exigente por definición. Alguien dispuesto a seguir pagando por obtener libros electrónicos o suscripciones a diarios digitales no es alguien que se conforme con cualquier cosa, con aplicaciones que fallan, que son lentas, que interpretan mal los contenidos... 

Un ejemplo: hoy en día el liderazgo indiscutible en libros electrónicos enriquecidos (multimedia, interactividad avanzada, etc.) es sin duda Apple gracias a un producto, iBooks (y su tienda asociada iBookstore), disponible para ordenadores Mac, iPad y iPhone, que es altamente solvente y que no para de incorporar mejoras sólidas cada vez. A su lado, su hipotético competidor en el universo Android, que son los Google Play Books, están a años luz en todos los aspectos, tanto técnicos como de márketing. 

En resumen, el nivel de exigencia en cuanto a capacidades, fiabilidad y sencillez de producción que exige la industria editorial en cuando a productos digitales parece que todavía es algo lejos de Android. Aunque existen soluciones comerciales de publicación digital en el mercado como Twixl, Aquafadas, Mag+ o 480interactive, el abanico de soluciones en el ámbito de iOS es mayor y sobre todo es más fiable.

Este panorama parece favorecer la consolidación del cliché que presenta a Android como un sistema económico, versátil y práctico para el uso diario de un smartphone y iOS como un producto diseñado para usuarios avanzados y contenidos de prestigio.

Eso dicho en términos marketingnianos. En lo que respecta a las trincheras de los obreros del diseño y desarrollo de contenidos, Android suele ser sinónimo de problemas añadidos y cada vez más de declinación de propuestas.

¿Cuál es tu experiencia?



9 de junio de 2015

Apple News: la nueva manera de publicar noticias en digital


Ayer, Apple hizo una serie de nuevos anuncios en otra de sus célebres Keynotes. Además de anunciar los nuevos sistemas operativos para ordenadores y dispositivos móviles (Mac OS 10.11 y iOS 9, respectivamente), también se anunciaron nuevos servicios multimedia como Apple Music o Apple News.

Éste último es un anuncio relevante para el universo de la publicación digital. Hubo ayer mucho revuelo con respecto a Apple News en el regate en corto de Twitter. Ahora ya con menos agitación, sentémonos a analizar con calma: ¿Qué supone la llegada de Apple News al panorama de la publicación digital? Veamos las ideas clave:

1) Apple News estará disponible a partir de iOS 9

2) Apple News viene a sustituir al Quiosco o “Newsstand”: hasta ahora, los diarios y revistas periódicas podían crear sus apps de contenidos y ofrecerlas al público segregadas del resto de apps, agrupadas en el mostrador de la aplicación Quiosco (se serie en iOS). Esta app no ha tenido el éxito esperado. Hubo quejas sobre su usabilidad, que dificultaba la agilidad y el descubrimiento de contenidos. Así pues, lo más probable es que a partir de ahora las apps de estas publicaciones regresen a la pantalla de inicio del iPad o iPhone.

3) Apple News será un agregador de contenidos: es decir, pasamos de un Quiosco donde cada lector elige qué app de qué revista o diario leer, a una sola aplicación donde el usuario leerá directamente los contenidos de su interés, según sus preferencias. 

En otras palabras, no entraremos a elegir qué app de qué publicación queremos leer, si no que nos adentraremos en una lectura de contenidos donde aparecerán artículos de las diferentes revistas o diarios. En una comparación manida pero acertada, algo muy similar a lo que hace la aplicación FlipBoard

4) En Apple News publicaremos contenidos, no diseños: éste me parece un punto relevante. Apple News será quien, a partir de los contenidos en bruto suministrados por los proveedores, presentará la información con un diseño agradable y personalizable por el lector, pero ya no será el editor quien decida la maquinación de los contenidos. 

Esto significa que si una publicación desea seguir ofreciendo sus contenidos usando los recursos de diseño y funcionalidad que desee, obviamente puede seguir publicando su app quiosco libremente, pero si quiere estar presente en Apple News para tener más visibilidad, tendrá que dejar que sea esta app la que configure la apariencia de dichos contenidos.

Aspecto de la app FlipBoard para el iPad (Fotografía: Shardayyy)


5) ¿Cómo se hace negocio en Apple News? Pues básicamente adhiriéndose al programa de gestión de anuncios de Apple, o sea iAd. Apple ha anunciado que para banners autogestionados de iAd, el beneficio será del 100% para el editor, mientras que será del 70% para banners gestionados por Apple.

6) ¿Qué hará falta para entrar a publicar en esta nueva plataforma? Para empezar un Apple ID, pero sin cuotas anuales de desarrollador. Luego, disponer de los contenidos en bruto. Por ahora, en formato RSS o ATOM y más adelante en un formato propietario Apple News. Estos contenidos se enviarán a Apple para su revisión, y luego se gestionarán sus metadatos y preferencias mediante una intranet similar a iTunesConnect. Una vez aprobados, pasarán a entrar en el circuito de Apple News. 

Eso sí, de momento este servicio estará disponible solamente en inglés y solamente para aquellos usuarios de iOS 9 de Reino Unido, Estados Unidos y Australia.

Imagen del pasado no remoto: 
Apple News modificará la manera en que leemos prensa. (Foto: Travis Ruse)


En resumen, Apple se amolda a los nuevos tiempos en lo que a consumo de prensa se refiere, y sigue los pasos que anteriormente habían dado otros como por ejemplo Facebook, al permitir a los medios utilizar su red social como plataforma de publicación. Estos movimientos son lógicos ya que a día de hoy la atención de los usuarios de dispositivos móviles está focalizada casi todo el tiempo en sus redes sociales (Twitter, Facebook, Pinterest, Whatsapp…) y es ahí donde hay que insertar la información que se quiere difundir si se desea ser leído, en detrimento del uso de aplicaciones exclusivas que requieren de una atención fija y continuada en un solo tipo de contenidos, como pueden ser las revistas, apps de diarios digitales, e-books…

Realmente el internet móvil está modificando los hábitos de lectura de la mayoría de personas…

Consulteu aquí la versió en català d'aquest blog