9 de septiembre de 2015

Entrevista a Rosa Sala, de SeeBook

La industria de la edición digital está llena de actores de todo tipo y tamaño. Como todo lo relacionado con las Tecnologías de la Información, es un terreno bien abonado para la aparición de emprendedores y "start-ups" que exploten ideas innovadoras y disruptivas en un mercado que hasta hace poco se había resistido a la revolución digital.

Un de estos casos es el de Rosa Sala, fundadora de Digital Tangible, una empresa basada en Barcelona que se dedica a comercializar libros electrónicos que se pueden tocar, comprar en una tienda física, regalar e incluso dedicar y firmar. En este artículo entrevistamos a esta audaz e imaginativa emprendedora para que nos explica en detalle en qué consiste el concepto de SeeBook, así como nos aporte su perspectiva de este mundo de la publicación digital.


Ejemplo de colocación de los libros SeeBook en una librería física

En una frase: ¿en qué consistiría Seebook?

Seebook es un e-book que se puede tocar

¿Cómo y cuándo surgió la idea?

Surgió de mis reflexiones como autora. Mi vida anterior era de escritora, y cuando salieron mis primeros e-books (libros sin su “hermanito” en papel) y me di cuenta que era algo distinto. Y entre las cosas que echaba en falta en este nuevo universo digital era el poder firmar libros a mis lectores, poderlo vender in situ cuando daba alguna charla… y pensé que debería haber alguna forma de ligar ese e-book a un soporte físico. Así que después de comentarlo con mis socios, creamos una empresa, Digital Tangible, pensada para crear soportes físicos a productos digitales.

Ahora ya sin límite de espacio o tiempo: ¿nos puedes explicar cómo funciona Seebook?

Seebook e una tarjeta en forma de díptico que contiene en su interior los códigos necesarios para descargar un e-book. La forma más práctica es el código QR, aunque también existe la posibilidad de apuntar un código alfanumérico. Con dicho código, al entrar en nuestra web app, el lector elige el formato en el que desea el libro y a partir de ahí recibe un enlace de descarga en su correo electrónico. 
Los e-books que comercializamos no tienen un DRM convencional, si no lo que se suele llamar con un “DRM social” que es básicamente una marca de agua en las páginas del libro.

¿En qué lugares puede encontrar un lector los libros Seebook?

Actualmente, en más de 150 librerías de toda España, en una librería italiana y esperamos que muy pronto también en Foyles, en Londres, además de en nuestra tienda online.


Un e-book convertido en una postal que se puede regalar y dedicar


¿Trabajáis con editoriales grandes, pequeñas o con autores independientes?

Con todo tipo de editoriales y autores, pero tratando de equilibrar las proporciones. Sobre todo, por lo que respecta a autores independientes. Para muchos autores, su gran sueño es ver su libro en librerías. En algunos casos —pocos— los aceptamos. Pero muchas librerías nos acabarían rechazando si el porcentaje de autores independientes o desconocidos fuera elevado. De todos modos, para este tipo de autores tenemos otra línea, llamada Seebook Indie.

Seebook Indie es un producto muy similar, pero usando un código de descarga único, ya que se enfoca más a la difusión de una obra que a su venta en una red de distribución. Con Seebook Indie los autores pueden regalar sus libros (o venderlos por su cuenta), firmar y dedicar los e-books, además de acceder a una serie de estadísticas de descargas para poder estar en contacto con sus lectores.

A día de hoy, ¿cuál ha sido el grado de penetración de Seebook en el mercado?

Seebook es un producto joven (menos de un año).
Aun así, está empezando a “sonar” que Seebook es una alternativa para conseguir un e-book físico, que sirva de recordatorio y sobre todo que se pueda regalar.



SeeBook está presente en numerosas bibliotecas públicas como
complemento a la oferta de libros en papel


¿Crees que esta solución es algo interino en lo que todos lectores son digitales, o puede tener más recorrido?

Yo creo que puede ir más allá. Es cierto que ahora tiene una función de “producto puente” conveniente, en la medida que se vende en las librerías donde se venden libros en papel. 
No obstante, el hecho de poder trazar las descargas y hacer informes sobre ellos, añadir materiales extra, etc. hace que esta fórmula tenga sentido en otros ámbitos más allá del libro. 

¿Qué futuro le ves a la Publicación Digital en España y en el resto del mundo?

Yo creo que tiene todo el futuro, es el futuro. 

Si hay algún autor o editor escéptico, se trata que acepte que todo se digitaliza. Hoy en día el mundo es impensable sin lo digital. Los contenidos crecen a una velocidad de vértigo. Es algo imperativo estar ahí. 

Quizá el e-book como simple réplica de un libro en papel no tenga tanto recorrido, pero sí el e-book en combinación con otros medios de comunicación digitales vinculados a ese contenido. 

¿Crees que hay otro tipo de productos susceptibles de ser “Digitales Tangibles”?


Así es. Puede ser desde cursos, o catálogos de empresa. Tenemos otra línea llamada AvantBook pensada para esas empresas que se gastan una fortuna en catálogos impresos para repartir en ferias sin saber si acabarán en la papelera más próxima. Si en lugar de esos catálogos repartieran tarjetas con la tecnología de Seebook que permitiera descargar los catálogos por líneas de producto por separado, las empresas podrían saber qué interés han suscitado esas gamas de productos en los visitantes, ahorrando en costes y obteniendo un volumen impresionante de datos.


Rosa Sala.


21 de julio de 2015

Las publicaciones digitales y el contenido volátil

Hace casi un año publicaba un artículo titulado "¿Qué debería ser un e-book?" donde exponía los pros y contras de las nuevas tecnologías aplicadas a la edición de libros.

Hoy quisiera extender dicho artículo enfocándolo de una manera algo distinta, haciendo la pregunta en sentido inverso: "¿Qué no debería ser una publicación digital?".

En los trabajos de diseño y maquetación de publicaciones digitales en los que me he visto inmerso he visto una tendencia más o menos generalizada. El cliente final entiende que su publicación digital debe ser algo como la suma de una revista en papel + un DVD-ROM interactivo. Esta idea anclada en los medios clásicos acaba desembocando en un punto que no es nada cómodo ni para los maquetadores, ni para los desarrolladores, ni para los pobres dispositivos que tienen que sostener estos productos.



Y es que una publicación digital no debería ser un vertedero de contenidos.

Ya sea una revista, un catálogo, una memoria... existe la tendencia a preñar la publicación digital con vídeos HD, infinidad de galerías de fotos, etc. 

Creo que esto es un error. Entiendo que los autores o editores de la publicación les haga ilusión enseñar su producto que permite en pocas páginas darse un baño de contenido multimedia, pero en mi opinión es una estrategia que choca con muchas cosas, entre ellas, el Sentido Común.

Para empezar, los dispositivos móviles (tablets, smartphones) a pesar que han aumentado significativamente su capacidad en los últimos años, siguen siendo pequeños ordenadores a pilas, con una potencia de cómputo menor al de un ordenador de escritorio, y con una capacidad de almacenamiento limitada. Si de repente una gran variedad de publicaciones digitales pugnan por ocupar su espacio dentro de esos dispositivos, con todos sus MegaBytes de vídeos y fotos, al cabo de muy poco tiempo el usuario verá colapsado su dispositivo. Y los usuarios son conscientes de ellos y rechazan cada vez más esa invasión de su memoria sin contemplaciones.



Las publicaciones digitales han de ser ligeras, tanto en su "peso" (el espacio que ocupan en memoria) como en el uso de la CPU, pero también desde el punto de vista de la RX (Reader eXperience, Experiencia del Lector). 

Las lecturas, sobre todo en Smartphones, han de ser sintéticas, frugales, no experiencias excesivamente interactivas que acaben hastiando al usuario. En el mundo de las publicaciones digitales, se aplica más que nunca el consejo de Menos es Más.

Además, estamos observando una tendencia por parte del consumidor de productos digitales, sobre todo los pertenecientes a la franja de edad más joven, a un consumo de contenidos volátiles

Quizá el ejemplo más palpable sería el uso extendido de SnapChat, que los adolescentes están abrazando en detrimento de Whatsapp. SnapChat es un sistema de mensajería instantánea cuyo contenido multimedia se volatiliza una vez visualizado. No quedan constancias de largos chats o archivos adjuntos multimedia que también colapsan la memoria del dispositivo móvil.



Este detalle, que es ventajoso desde el punto de vista de la intimidad, también puede ser un buen planteamiento para las publicaciones digitales. Hace poco Apple anunció que reemplazará en el sistema iOS9 la aplicación Quiosco por "Apple News", que será un agregador de noticias a partir de contenidos en bruto provistos por los medios y dispuestos de manera bonita por la propia aplicación. No más revistas de centenares de megabytes estancadas en las profundidades de la memoria de nuestro tablet. Leer, marcar, compartir si fuera preciso, y a lo siguiente, à la Twitter.

Por eso, a la hora de pensar en el diseño de una nueva publicación digital o libro electrónico, yo prefiero optar por centrar los esfuerzos en el interface y el RX. Los contenidos pueden estar basados en su mayoría en la nube (vídeos en Youtube, imágenes en Flickr, etc.) y dejar la experiencia offline en algo ligero, más basada en textos, gráficos e infografías interactivas HTML5 de tamaño ligero. 

Si combinamos esta filosofía de trabajo con actualizaciones periódicas de la publicación, podremos adaptarnos a usuarios que no verán nuestra publicación como algo engorroso, pesado y obsoleto que hace que su teléfono o tablet vayan más lentos, si no un lugar donde pasar un buen rato de vez en cuando, y dejar la puerta abierta a carruseles infinitos de imágenes para cuando dispongan de conexión a internet. Incluso se podría dejar a la elección del lector qué conjunto de imágenes desea descargar de la nube y seguir viendo por ejemplo en mitad de un vuelo transatlántico. 








12 de julio de 2015

El negocio de los eBooks gratis

Una de las cuestiones que aparecen invariablemente en los cursos de edición de libros electrónicos suele ser: ¿Cómo amortizo todo esto?

Y es que el mercado de los e-books adolece de muchos de los males del resto de productos digitalizados, y en concreto del Todogratuismo. En el inicio de la fiebre de las apps (2009-2010) la mayoría eran de pago (entre $1 y $5), incluso aquellas de una calidad o utilidad más que discutible. Hoy en día el panorama es distinto: con una AppStore saturada de aplicaciones de todo tipo, solo aquellas que son gratuitas y tienen un buen soporte de promoción detrás tienen una cifra de descargas significativas. 

Con los libros pasa algo similar. Aunque es un mercado segregado, una gran parte de lectores de e-book buscan el producto gratuito, o al menos tienen preferencia por él. El ritmo de descargas de un producto de pago (a partir incluso de 0,99€) es mucho menor con respecto al producto de libre acceso, gratuito.

Entonces ¿dónde está el negocio, si ya nadie piensa en pagar ni un céntimo por comprar un libro electrónico?

Pues en ofrecerlos gratis



Esto puede resultar chocante desde un planteamiento tradicional de la industria editorial, pero en la nueva economía digitalizada tiene todo el sentido. Recientemente percibo un incremento notable en las promociones de e-books gratuitos, cada vez más por parte de grandes empresas con intereses en el grueso de los consumidores, como pueden ser por ejemplo los bancos. También es una estrategia muy manida entre la miríada de expertos y gurús de nuevo cuño de los universos del Management o el Márketing Digital

¿Cuál es el objetivo y el negocio que se halla detrás? El de influir.

Del mismo modo que las marcas contratan a agencias de comunicación con el encargo de diseñar campañas “virales”, el regalar libros electrónicos busca el mismo efecto: colocar una idea en el máximo número de mentes posible. 

La particularidad del libro es que es un producto más asociado a la noción de “cultura” o “intelectualidad” que el audiovisual. Aunque esto es por supuesto una percepción, es mucho más sencillo encontrar vídeos de gatitos graciosos que libros. 


Antes del libro electrónico, si teníamos la inquietud o necesidad de aprender más sobre finanzas domésticas, podíamos acudir a algún familiar o amigo con conocimientos, contratar a un asesor (menos común) o acercarnos a la biblioteca o librería más cercana en busca de algún buen libro que pudiera formarnos sobre ello. 

Ahora, en la era digital del todogratuismo, podemos googlear a ver qué encontramos. Siempre será más cómodo que alguien nos ofrezca un libro gratis sobre ese tema que perdernos en decenas de páginas web que no están pensadas para una lectura cómoda. 

Entonces, es más probable que acabemos descargando ese e-book y por lo tanto satisfacernos con esa opción. Con ello, estaremos comprando las ideas que los autores de ese libro nos quieran transmitir, y he ahí su negocio. ¿Qué vamos a encontrar en un e-book gratuito sobre finanzas domésticas editado por un banco? ¿Y en un libro de recetas publicado por un fabricante de pasta? Pues eso. 

Además, la descarga de nuestro libro de “regalo” no será directa a través de un simple clic si no que por supuesto deberemos proporcionar nuestros datos personales, tanto de manera obvia como de forma más velada. Ya se sabe: cuando el producto es gratis es que TÚ eres el producto.


En una librería (o en varias) todavía podemos ejercer esa cierta libertad de elección que tenemos como consumidores. Al destinar nuestro dinero a la compra de un libro, podemos escoger a quién le damos nuestro crédito. Los autores y editores  de esos libros de 10, 15, 20 euros/dólares cada uno, están apostando claramente por hacer de la escritura y la edición de esos libros su medio de vida. El que además pretendan difundir sus ideas ya forma parte de su elección pero no tanto de una estrategia comercial premeditada, que más bien consistirá en crear un producto de calidad para hacerse merecedor de más compradores.

De este modo, no es de extrañar que cada vez más el mercado editorial se enfoque hacia la producción y distribución de e-books gratuitos, que consigan moldear mediante la lectura las mentes de los consumidores de tal modo que consiga “precocinarlos” de cara a la compra de otros productos todavía libres de la ola de digitalización todogratuista

En ese sentido, algunos grandes grupos editoriales han empezado a dar pasos en ese sentido, reconvirtiendo los libros en el eje sobre el cual pivoten toda una serie de productos relacionados. En el sentido contrario, las empresas que ofrecen esos productos finales crean libros electrónicos gratuitos como instrumento para atraer consumidores hacia sus productos. 

Obviamente, no se trata de una estrategia nueva. Ikea colocaba un catálogo completo en cada buzón anualmente, por ejemplo. Sin embargo, la digitalización de estas prácticas y sus indiscutibles ventajas en cuanto al tipo de contenidos, costes de distribución y medición del impacto, sí. La buena noticia es que se seguirán necesitando maquetadores de e-books, escritores, fotógrafos, infografistas, correctores, etc.

A cambio, si todos nos acostumbramos a que nos regalen libros electrónicos para que olvidemos esa costumbre arcaica de pagar por ellos, ¿dónde quedará la posibilidad de elección? ¿hacia dónde irá la disponibilidad de alternativas? ¿qué ocurrirá con el pensamiento crítico? 


Dejo estas cuestiones abiertas, para que cada quién medite una respuesta y, si lo desea, la comparta.

12 de junio de 2015

La publicación digital en Android

 Cuando nos enfrentamos a un proyecto editorial digital (e-book, revistas, etc.) que sea integral, tarde o temprano nos encontraremos con el carajal de formatos, en forma de tamaños de pantalla, tipos de archivos, plataformas de venta, dispositivos, etc.

Sin duda si hay un dispositivo que vino a revolucionar el mundo de la industria editorial en digital ése ha sido y es el iPad de Apple. El universo del iPad ha ido asociado desde el inicio al de las publicaciones digitales. Primero apps, luego apps que eran quioscos, luego libros digitales con amplias prestaciones multimedia interactivas, etc.

Sin embargo, ese recorrido idílico se entrentaba cada vez más con la realidad de la cuota de mercado de hardware. La mayoría de usuarios de pantallas móviles usan el sistema operativo Android, mientras que en menor medida el resto del mercado se reparte fundamentalmente entre iOS (Apple) y otros dispositivos (Windows, por ejemplo).

Y eso nos lleva al punto clave en el desarrollo de apps, revistas, etc. El editor, autor, cliente en general nos plantea: "Esto que ha quedado tan bonito para el iPad... ¡también lo quiero igual para el Android!".

Tablet Android


No sé vosotros, pero esta petición tan insoslayable y comprensible, para mi es sinónimo de un rosario de problemas y despropósitos. Ojalá Android solo fueran teléfonos que solo sirvieran para ser teléfonos, y el consumo de contenidos editoriales se circunscribiera únicamente al iPad. ¿Por qué digo esto? Empecemos con un repaso al panorama reciente, entremezclado con algunos datos:

Android tiene una mayor penetración en el mercado, pero se trata fundamentalmente en el ámbito de los smartphones más que en las tablets, donde el iPad sigue siendo el preferido por los consumidores. En Android no hay una clara distinción entre smartphone, tablet o phablet. Son simplemente dispositivos Android, y la discriminación viene dada más bien por la versión del sistema según la potencia del dispositivo que por otras consideraciones. Es decir, el usuario de Android suele ser un consumidor de teléfono, mensajería y pequeños videojuegos, más que un lector ávido de revistas o libros.

— La disparidad de modelos y tamaños/resoluciones de pantalla/potencias en dispositivos Android es mucho mayor con respecto a iOS. 

— El mercado de comercialización de aplicaciones de Android (Play Store) tiene unos criterios de control de calidad que no tienen nada que ver con los que aplica AppStore de Apple. Básicamente, en Play Store todo cabe (yo he llegado a descargarme apps que ni siquiera funcionaban!) mientras que en Apple se miran todo: contenido y contienente, y no son infrecuentes los casos de rechazo de apps por motivos estrictos. La consecuencia: la calidad de las apps que se encuentra el usuario de iPad es claramente superior a lo que pueda encontrar en Android.

Los desarrollos prioritarios siempre han sido primero para iOS. Grandes compañías de software como Adobe, que en un principio apostaron claramente por Android ligándolo a su juguete roto Flash Player, se han entregado al desarrollo de apps y soluciones exclusivas para el iPad, como es el caso de Digital Publishing Suite, donde siempre iOS fue puntero y las adaptaciones para Android nunca fueron una prioridad. La estabilidad de los productos para Android siempre ha sido más frágil, y en ocasiones, las versiones Android de algunas aplicaciones fundamentales para la lectura de e-books, como Adobe Digital Editions, en Android ni están ¿ni se las espera?

La calidad en general de las aplicaciones para Android deja mucho que desear para un consumidor de publicaciones digitales que es exigente por definición. Alguien dispuesto a seguir pagando por obtener libros electrónicos o suscripciones a diarios digitales no es alguien que se conforme con cualquier cosa, con aplicaciones que fallan, que son lentas, que interpretan mal los contenidos... 

Un ejemplo: hoy en día el liderazgo indiscutible en libros electrónicos enriquecidos (multimedia, interactividad avanzada, etc.) es sin duda Apple gracias a un producto, iBooks (y su tienda asociada iBookstore), disponible para ordenadores Mac, iPad y iPhone, que es altamente solvente y que no para de incorporar mejoras sólidas cada vez. A su lado, su hipotético competidor en el universo Android, que son los Google Play Books, están a años luz en todos los aspectos, tanto técnicos como de márketing. 

En resumen, el nivel de exigencia en cuanto a capacidades, fiabilidad y sencillez de producción que exige la industria editorial en cuando a productos digitales parece que todavía es algo lejos de Android. Aunque existen soluciones comerciales de publicación digital en el mercado como Twixl, Aquafadas, Mag+ o 480interactive, el abanico de soluciones en el ámbito de iOS es mayor y sobre todo es más fiable.

Este panorama parece favorecer la consolidación del cliché que presenta a Android como un sistema económico, versátil y práctico para el uso diario de un smartphone y iOS como un producto diseñado para usuarios avanzados y contenidos de prestigio.

Eso dicho en términos marketingnianos. En lo que respecta a las trincheras de los obreros del diseño y desarrollo de contenidos, Android suele ser sinónimo de problemas añadidos y cada vez más de declinación de propuestas.

¿Cuál es tu experiencia?



9 de junio de 2015

Apple News: la nueva manera de publicar noticias en digital


Ayer, Apple hizo una serie de nuevos anuncios en otra de sus célebres Keynotes. Además de anunciar los nuevos sistemas operativos para ordenadores y dispositivos móviles (Mac OS 10.11 y iOS 9, respectivamente), también se anunciaron nuevos servicios multimedia como Apple Music o Apple News.

Éste último es un anuncio relevante para el universo de la publicación digital. Hubo ayer mucho revuelo con respecto a Apple News en el regate en corto de Twitter. Ahora ya con menos agitación, sentémonos a analizar con calma: ¿Qué supone la llegada de Apple News al panorama de la publicación digital? Veamos las ideas clave:

1) Apple News estará disponible a partir de iOS 9

2) Apple News viene a sustituir al Quiosco o “Newsstand”: hasta ahora, los diarios y revistas periódicas podían crear sus apps de contenidos y ofrecerlas al público segregadas del resto de apps, agrupadas en el mostrador de la aplicación Quiosco (se serie en iOS). Esta app no ha tenido el éxito esperado. Hubo quejas sobre su usabilidad, que dificultaba la agilidad y el descubrimiento de contenidos. Así pues, lo más probable es que a partir de ahora las apps de estas publicaciones regresen a la pantalla de inicio del iPad o iPhone.

3) Apple News será un agregador de contenidos: es decir, pasamos de un Quiosco donde cada lector elige qué app de qué revista o diario leer, a una sola aplicación donde el usuario leerá directamente los contenidos de su interés, según sus preferencias. 

En otras palabras, no entraremos a elegir qué app de qué publicación queremos leer, si no que nos adentraremos en una lectura de contenidos donde aparecerán artículos de las diferentes revistas o diarios. En una comparación manida pero acertada, algo muy similar a lo que hace la aplicación FlipBoard

4) En Apple News publicaremos contenidos, no diseños: éste me parece un punto relevante. Apple News será quien, a partir de los contenidos en bruto suministrados por los proveedores, presentará la información con un diseño agradable y personalizable por el lector, pero ya no será el editor quien decida la maquinación de los contenidos. 

Esto significa que si una publicación desea seguir ofreciendo sus contenidos usando los recursos de diseño y funcionalidad que desee, obviamente puede seguir publicando su app quiosco libremente, pero si quiere estar presente en Apple News para tener más visibilidad, tendrá que dejar que sea esta app la que configure la apariencia de dichos contenidos.

Aspecto de la app FlipBoard para el iPad (Fotografía: Shardayyy)


5) ¿Cómo se hace negocio en Apple News? Pues básicamente adhiriéndose al programa de gestión de anuncios de Apple, o sea iAd. Apple ha anunciado que para banners autogestionados de iAd, el beneficio será del 100% para el editor, mientras que será del 70% para banners gestionados por Apple.

6) ¿Qué hará falta para entrar a publicar en esta nueva plataforma? Para empezar un Apple ID, pero sin cuotas anuales de desarrollador. Luego, disponer de los contenidos en bruto. Por ahora, en formato RSS o ATOM y más adelante en un formato propietario Apple News. Estos contenidos se enviarán a Apple para su revisión, y luego se gestionarán sus metadatos y preferencias mediante una intranet similar a iTunesConnect. Una vez aprobados, pasarán a entrar en el circuito de Apple News. 

Eso sí, de momento este servicio estará disponible solamente en inglés y solamente para aquellos usuarios de iOS 9 de Reino Unido, Estados Unidos y Australia.

Imagen del pasado no remoto: 
Apple News modificará la manera en que leemos prensa. (Foto: Travis Ruse)


En resumen, Apple se amolda a los nuevos tiempos en lo que a consumo de prensa se refiere, y sigue los pasos que anteriormente habían dado otros como por ejemplo Facebook, al permitir a los medios utilizar su red social como plataforma de publicación. Estos movimientos son lógicos ya que a día de hoy la atención de los usuarios de dispositivos móviles está focalizada casi todo el tiempo en sus redes sociales (Twitter, Facebook, Pinterest, Whatsapp…) y es ahí donde hay que insertar la información que se quiere difundir si se desea ser leído, en detrimento del uso de aplicaciones exclusivas que requieren de una atención fija y continuada en un solo tipo de contenidos, como pueden ser las revistas, apps de diarios digitales, e-books…

Realmente el internet móvil está modificando los hábitos de lectura de la mayoría de personas…

15 de abril de 2015

Motion Graphics HTML5 y vídeo con Hype. Curso online.

¿Necesitas crear banners animados para tu web, infografías interactivas HTML5 para tus libros digitales, o pequeños vídeos de motion graphics? 

¿Te quedaste huérfano tras la desaparición de Adobe Edge Animate

¿Quieres crear GIFs animados rápidamente para "viralizar" un mensaje a través de las redes sociales como Facebook o Instagram?

Entonces te interesa a dominar Tumult Hype.




Hype es una aplicación autónoma y económica (49/99€) para el Mac que te permite crear de manera sencilla y en un entorno visual, animaciones interactivas en formato HTML5, al igual que otras soluciones similares como por ejemplo Adobe Edge Animate, y exportarlas en formato OAM, Widget de iBooks Author o página HTML completa. También permite exportar en formato de GIF animados o vídeo, listo para ser publicado en la web.

Las ventajas comparativas de Hype con respecto a Edge Animate son, entre otras:

  • Puedes exportar animaciones que no sean interactivas como GIF animado o vídeo MP4
  • Dispone de un motor de Física que permite fácilmente asignar qué objetos caen por efecto de la gravedad, rebotan o friccionan
  • Permite organizar una animación larga en Escenas segregadas
  • Admite diseño responsive auténtico (no solamente flexible)
  • Permite asignar efectos CSS de rotación en 3D o reflejos
  • Permite integrar widgets HTML externos (un mapa de Google por ejemplo) de manera sencilla
  • Integra Google Fonts de forma visual y directa

Mientras que también dispone de características útiles también presentes en Edge Animate como:
  • Gestión de Símbolos
  • Audio y Vídeo
  • API de Javascript
En definitiva una herramienta de cabecera para crear infografías interactivas, historias animadas, pequeños vídeos de motion graphics y todo tipo de contenido muy demandado en la web de hoy.
DATOS DEL CURSO

Fechas: inicio el 22/6/2016. fin: 06/07/2016.

El formato online consiste en una parte de autoaprendizaje con los materiales de nuestro Campus Virtual, asistidos por una serie de tutorías en directo mediante un aula virtual, a razón de dos clases de 1 hora por semana.

Precio: 69€

¿Qué necesito para seguir este curso? 

Conocimientos básicos de maquetación, nociones de Photoshop y un poco de diseño web, un poco de paciencia, un mucho de ilusión y una conexión a internet buena para seguir las tutorías ;)

¿Deseas reservar una o varias plazas para este curso? Ponte en contacto con nosotros por e-mail o rellenando este formulario. 



Maquetación de libros ilustrados interactivos en formato EPUB3: Curso online


Si trabajas en el mundo de la maquetación de libros educativos, la ilustración, o productos similares, y te interesa crear o convertir tus publicaciones en papel a un producto digital moderno y competitivo, te interesa iniciarte en el mundo del diseño de e-books en el formato más estándar: el EPUB3.

Hemos creado un curso práctico online a medida: "Maquetación de libros ilustrados interactivos en formato EPUB3". ¿En qué consiste?




Te explicaremos paso a paso cómo transformar una maquetación existente en Adobe InDesign de un libro pensado para papel en un libro electrónico que respete el diseño original pero que incorpore progresivamente una serie de elementos interactivos y multimedia que lo conviertan en un libro enriquecido, como por ejemplo:

  • Música de fondo, efectos de sonido y cuñas de audio
  • Vídeo digital interactivo, integrado a pantalla completa
  • Diapositivas interactivas
  • Botones e hipervínculos
  • Interacción avanzada con el usuario
  • Lectura en voz alta y pautada de textos
  • Animaciones e infografías
libros que podrás posteriormente visualizar en ordenador, smartphones y tablets, y que podrás poner a la venta empleando diferentes mercados o canales de comercialización de e-books.

Todo ello sin necesidad de aprender a programar en lenguajes sofisticados, si no de forma visual.

Temario del curso:

1. Introducción: en qué consiste el formato EPUB3
2. Adición de elementos multimedia: pongamos sonido al libro
3. Vídeo digital incrustado
4. Animaciones HTML5 con InDesign
5. Botones interactivos y pases de diapositivas
6. Integración de interactividad avanzada con archivos JS
7. Opciones de exportación EPUB3
8. Lectura pautada de textos
9. Cómo se comercializan los libros EPUB3

Fechas: inicio el 22/6/2016. fin: 12/7/2016.

El formato online consiste en una parte de autoaprendizaje con los materiales de nuestro Campus Virtual, asistidos por una serie de tutorías en directo mediante un aula virtual, a razón de tres clases de 1 hora por semana.

Precio: 89€

¿Qué necesito para seguir este curso? 

Conocimientos básicos de maquetación, nociones de Photoshop y un poco de diseño web, un poco de paciencia, un mucho de ilusión y una conexión a internet buena para seguir las tutorías ;)


¿Deseas reservar una o varias plazas para este curso? Ponte en contacto con nosotros por e-mail o rellenando este formulario. 



14 de abril de 2015

Curso práctico de creación de Quioscos Digitales con Baker Framework

Actualmente existen en el mercado multitud de soluciones de publicación digital para tablets: Adobe Digital Publishing, Mag+, Aquafadas, 480i, etc etc.,

Estas soluciones son confortables porque se integran bien dentro de la aplicación por excelencia de maquetación, Adobe InDesign, y ofrecen un flujo de trabajo bastante asistido para la creación de revistas digitales atractivas sin necesidad de programar.




En cambio, a menudo el peaje a pagar por disponer de estos flujos de trabajo es complejo de afrontar: por un lado estas soluciones están sometidas a algún tipo de restricción técnica: no es posible crear apps para Android, o para Web, etc. pero sobre todo, el hándicap al cual un pequeño estudio de diseño o editorial se tiene que enfrentar cuando quiere trabajar con este tipo de soluciones viene en forma de sofisticados contratos anuales ligados a elevados costes monetarios de mantenimiento. 

Esta circunstancia hace naufragar a menudo muchos proyectos editoriales digitales que empiezan con una gran dosis de ilusión pero con escaso presupuesto.

Es por eso que desde Publicar en Digital te queremos ofrecer la posibilidad de aprender una alternativa diferente, basada en un enfoque de Código Abierto y una filosofía de liberar al editor de la esclavitud de los altos costes y los contratos complicados.




Se trata de Baker Framework, una solución de publicación digital para el iPad y el iPhone basada en un flujo de trabajo realmente simple, a saber:

1. ¿Quieres crear una app para iOS? Créala con la herramienta oficial gratuita de Apple: XCode.

2. ¿Es muy complicado programar en XCode? No hay problema: nosotros te ofrecemos una plantilla prefabricada (sin coste) que te ahorrará todos los entresijos complicados de dicha programación

3. Tú eres creador de contenidos, no programador. Así que créalos en el formato más universal, en HTML5, con las herramientas que tú gustes: InDesign, Muse, Dreamweaver o el Bloc de Notas ;-)

Todo ello sin ningún coste añadido. Creas el contenido, lo adaptas a la plantilla de Libro o Quiosco de Baker, lo compilas tú mismo con tu propio XCode y a partir de ahí negocias directamente con Apple sin necesidad de pasar con más intermediarios. Sin costes adicionales.


¿Te gusta la idea?



Aspecto de un quiosco personalizable para el iPad creado con Baker


En este taller práctico iremos al grano, con el estudio de dos casos prácticos: una app del tipo "singular" (single) para crear un e-book en forma de app, y una aplicación lista para aparecer en el Quiosco del iPad / iPhone. 

Temario:

1. Introducción: ¿qué se puede hacer y qué no se puede hacer con Baker?
2. Qué herramientas se necesitan
3. Introducción al diseño adaptable y flexible de contenidos HTML5 con Dreamweaver o Adobe MUSE
4. El formato HPUB: cómo crearlo con InDesign o a mano.
5. Cómo se personaliza y compila un proyecto en Baker
6. Los certificados de desarrollador de apps de Apple y todo ese rollo, revelado ;-)
7. Cómo se mantiene un servidor de revistas para un Quiosco
8. ¿Puedo publicar una app de quiosco fuera de la AppStore?

Este taller lo ofrecemos de momento en formato ONLINE y Presencial. Aquí tienes los detalles:


Online: 

Fechas: inicio el 06/07/2015, finalización el 28/5/2015

El formato online consiste en una parte de autoaprendizaje con los materiales de nuestro Campus Virtual, asistidos por una serie de tutorías en directo mediante un aula virtual, a razón de dos clases de 1 hora por semana.

Precio: 89€

¿Qué necesito para seguir este curso? 

Conocimientos básicos de maquetación, nociones de diseño web, un poco de paciencia, un mucho de ilusión y una conexión a internet buena para seguir las tutorías ;)

También se recomienda disponer de un ordenador Mac con OS 10.8 o superior, y un dispositivo iOS (iPad o iPhone) para probar los ejercicios.


Presenciales:

Fechas: a partir del 13 de Julio de 2015

Lugar: Barcelona

Precio: 125€

¿Qué necesito para seguir este curso? 

Los mismos que para el curso online, más traer un portátil Mac para practicar, y un iPhone/iPad. Si no dispones de una máquina, consúltanos la disponibilidad de que te podamos ceder un equipo.

¿Deseas reservar una o varias plazas para este curso? Ponte en contacto con nosotros por e-mail o rellenando este formulario. 

Ofrecemos descuentos para grupos pequeños y personas en situación de desempleo:


31 de marzo de 2015

Adobe Comp ¿maquetar con los dedos?

Recientemente Adobe ha dado un paso más en la dirección de la "Era post-PC". Si hasta ahora Photoshop o Illustrator tenían su aplicación homónima para el iPad, ahora le llegó el momento a InDesign con la app Adobe Comp CC.



Adobe Comp CC es una aplicación gratuita para iOS, que permite crear maquetaciones para papel, web, etc. con los dedos usando un iPad. 

El funcionamiento de Adobe Comp es extraordinariamente sencillo e intuitivo: se pueden crear capas, dibujar figuras geométricas precisas con un pulso impreciso, importar imágenes y ajustar su encaje (exactamente igual que con Adobe InDesign, pero incluso más simple), crear cajas de texto con estilos creados desde librerías compartidas en la nube de Creative Cloud, etc.



La idea es dejar de tener ideas dibujadas a lápiz en una servilleta y aprovechar el tablet que siempre llevamos encima para plasmar con precisión esas composiciones que tenemos en mente en una maquetación que podemos diseñar fácilmente y trasladar al instante a InDesign, Illustrator o Photoshop con un solo toque de nuestro dedo, ya que el trabajo que hacemos en mobile se puede sincronizar directamente con estas tres aplicaciones de escritorio.



Hasta ahora veíamos trabajar en el tren, metro o bus a oficinistas con sus laptops y sus Excels o Power points... ahora también podremos ver a maquetistas de publicaciones aprovechando los ratos muertos en el transporte público diseñando las bases de las páginas de sus revistas!



¡Sin duda Comp es un gran logro de Adobe!

18 de marzo de 2015

El diagnóstico de un proyecto de edición digital

Cuando visitamos al médico, éste nos hace una serie de preguntas para conocer qué nos sucede. Dado el caso, nos manda hacer unas pruebas para saber más sobre nuestro cuadro clínico.

Del mismo modo, al afrontar un proyecto de edición digital, sobre todo si es innovador, hemos de enfrentarnos a una situación similar de indagación, para conocer a fondo qué vamos a necesitar, qué tecnología se puede usar y sobre todo, qué limitaciones nos vamos a poder encontrar por el camino para anticiparnos y evitar que el desarrollo de nuestro proyecto termine en un "development hell".



Es por eso que cuando un cliente viene con un nuevo proyecto o idea bajo el brazo para desarrollar, acostumbro a enfundarme la bata blanca de galeno y empiezo el necesario y siempre algo incómodo interrogatorio. En la mayoría de los casos la idea que tiene el cliente sobre su producto se ve limitada por detalles ajenos a su entusiasmo, y que vienen dados por la disparidad de posibles formatos, productos, dispositivos y circunstancias en las cuales se ha de desarrollar el libro electrónico o equivalente.

El esquema básico de mi cuestionario suele incluir preguntas como:


  • ¿En qué dispositivos ha de poder rodar su libro? ¿Móviles, también ordenadores... (Mac, Windows...) ¿Lo limitamos a iPad, Android...?
  • Importante: ¿su producto va a estar a la venta o será de distribución gratuita?
  • ¿La publicación depende en parte de contenidos online? 
Pueden parecer muy obvias estas preguntas pero creedme si os digo que son verdaderas trampas puestas a propósito.


Por ejemplo, a menudo se ignora que soluciones tan maravillosas de publicación digital como iBooks Author son capaces de crear e-books para Mac, iPad... pero no para iPhone! Con lo cual si se desea cubrir ese segmento, hay que pensar en crear un producto paralelo, con todo lo que ello conlleva.

De igual modo, un precioso libro EPUB3 que tiene multitud de funcionalidades multimedia en un iPad, puede verse capado en Android, o no ser posible su distribución en los markets habituales.

Hay apps o web apps que pueden sencillamente quedar totalmente inutilizadas cuando el usuario no dispone de conexión online.

Hay que tenerlo todo absolutamente todo en cuenta antes de ponerse a producir, que siempre debe considerarse como una fase final del proyecto en lo que todo debe fluir de manera rápida y con los mínimos inconvenientes posibles. Es preferible pasar por el mal trago del "poli malo" al inicio de un proyecto que no al final cuando todo son prisas y agobios.

¡Felices desarrollos!


27 de febrero de 2015

Veo Veo, una app para el iPad a partir de un cuento ilustrado

Varios son los caminos que nos pueden llevar a la publicación de contenidos digitales: libros en formato EPUB3, apps para móviles, Web-Apps, etc.

En este artículo vamos a comentar un caso de estudio: la app para iPad "Veo Veo", realizada a partir de un cuento del ilustrador de Barcelona David Maynar.

Este cuento ilustrado ya estaba editado y publicado en papel, y el encargo que nos llegó de parte del autor era convertirlo en una experiencia interactiva para el iPad respetando al máximo la esencia del libro. Además, se quería que éste estuviera a la vez en tres idiomas: español, catalán e inglés.

El material de partida eran por supuesto los textos e ilustraciones del libro original, junto con una serie de locuciones y efectos de sonido grabados en un estudio profesional. 

La solución tecnológica que se adoptó para llevar a cabo este proyecto fue la misma que enseñamos en nuestros cursos online "Aprende a crear tu propia app a partir de un cuento ilustrado", y fue la de realizar una app basada en HTML5 utilizando la tecnología Phonegap.



El primer paso fue adaptar la diposición de las ilustraciones para el tamaño de la pantalla del iPad, que tiene una proporción 4:3 y un tamaño base de 1024 x 768 px. El siguiente fue optimizar las imágenes de modo que tuvieran la resolución suficiente para que se vieran bien en una pantalla Retina a la par que se economizaba el tamaño de los archivos. Una imagen PNG de 24 bits puede llegar a "pesar" más del doble de su correspondiente a su versión de 8 bits.

Cada una de las páginas interactivas del libro fue construida con Adobe Edge Animate, una herramienta que permite crear animaciones interactivas en formato HTML5 de una forma sencilla y abierta a la inserción de código Javascript libre.

De este modo, el produto final, además de ser una app para iOS, potencialmente también puede publicarse en web o para Android. Para ello, empleamos la tecnología Adobe Phonegap Build (PGB), que permite transformar en pocos minutos los contenidos HTML5 creados con Edge Animate en una app para ambos sistemas a la vez.



El resultado es un divertido cuento ilustrado para niños, que explora los colores y las sensaciones que uno vive cuando sale a pasear por el parque. Un ejemplo de cómo transitar del papel a la pantalla digital sin necesidad de hacer grandes inversiones, al alcance de todos.

Si quieres conocer al autor de esta app, estará presentándola el lunes 2 de Marzo de 2015 en el encuentro Adobe Mobile Barcelona, que tendrá lugar en Barcelona en el contexto del Mobile World Congress:




Consulteu aquí la versió en català d'aquest blog