31 de octubre de 2013

Maquetando poesía en EPUB (1): Introducción

A raíz de un interesante debate técnico en un foro sobre cómo maquetar poemas en formato electrónico, he decidido dedicar una pequeña serie de artículos a esta materia. Aunque no es una tarea complicada, diseñar libros de narrativa electrónicos en formato EPUB 2 tiene sus intríngulis, más aún si se trata del género lírico, donde las diferentes métricas a respetar han de encajarse en un entorno de texto fluido al antojo del lector (dicho aquí "lector" en el sentido amplio, tanto la persona que lee como el aparato e-reader).

Así pues, me dispongo a desglosar paso a paso algunos aspectos de la maquetación de poemas en este formato, siguiendo un flujo de trabajo basado en Adobe InDesign CC y, por supuesto, en CSS; y enfocado tanto a e-readers de la clase de Adobe Digital Editions como iBooks para iPad/iPhone.

Éste sería el aspecto típico de un poema "en bruto" tal y como puede aparecer tras colocarlo desde un archivo de texto, Word, o copiando y pegando:



Al mostrar los caracteres ocultos podemos observar algo frecuente: cada verso es un párrafo, y la separación entre estrofas (el ejemplo de la imagen es un soneto) se hace así mismo con caracteres de párrafo. 

Aunque ésto no sea del todo incorrecto, el primer paso podría ser dejar cada estrofa en un solo párrafo, de tal modo que pudiéramos controlar el espaciado entre los mismos con el espacio después de párrafo en lugar de añadir párrafos vacíos.

Entonces, hay que realizar una primera limpieza del texto en InDesign, sustituyendo los caracteres de fin de párrafo de cada verso por saltos de línea forzados, y eliminando los que separan las estrofas. Es algo que se puede llevar a cabo fácilmente con la ayuda de Estilos GREP (opcion Buscar/Cambiar de InDesign):





Entonces, hay que realizar una primera limpieza del texto en InDesign, sustituyendo los caracteres de fin de párrafo de cada verso por saltos de línea forzados, y eliminando los que separan las estrofas. Luego, se puede crear y aplicar un estilo de párrafo para cada una de las estrofas, de tal modo que al final tendríamos algo como ésto:


Aquí, en la definición de dicho estilo de párrafo, aunque hayamos especificado en Opciones de Separación y Separación por sílabas que no queremos que las líneas se partan o que las palabras se rompan, al exportar en EPUB estos ajustes no tendrán efecto. He aquí el aspecto de dicho poema una vez que lo visualizamos en Adobe Digital Editions, a tamaño normal del texto:


Sin embargo, al aumentar el tamaño del texto y/o cambiar el tamaño de la ventana de ADE, para provocar el reflujo del texto habitual, obtenemos lo siguiente:


Que no es, claro está, el aspecto que deseamos, ya que han aparecido de todos modos particiones por sílabas que rompen los versos. 

En este punto, hay que realizar un sencillo retoque en los estilos CSS del libro EPUB. Con CSS es posible evitar dicha partición por sílabas de las palabras, pero en este caso queremos ir más allá, evitando que los versos se puedan llegar a partir incluso por palabras. Esto lo podemos conseguir añadiendo una propiedad adicional al estilo de párrafo CSS de las estrofas, en concreto:

white-space: nowrap;

Si usamos editores web como Adobe Dreamweaver, éste nos puede echar una mano a completar el código CSS sin errores de sintaxis:



Al introducir este cambio y volver a reconstruir el archivo EPUB, al visualizarlo con ADE y volver a forzar el reflujo de texto, obtendríamos algo como ésto:


es decir, antes que partirse, los versos quedarían ocultos por el margen derecho de la pantalla. 

Existen propiedades de estilos CSS muy útiles y específicas para el entorno de los libros electrónicos en formato EPUB, que puedes aprender a tu ritmo si lo deseas con el curso en vídeo que te ofrecemos en Publicar en Digital.

En próximas entregas de este artículo continuaremos explorando más detalles de la maquetación de poesía en EPUB, como por ejemplo las sangrías en los versos. ¡Hasta la próxima entrega entonces! :-)













3 de octubre de 2013

Asegurarse la descarga del PDF

La tendencia ya casi consolidada del todo de que los navegadores web no dependan de plug-ins externos para visualizar los diferentes tipos de formatos de archivo, a pesar de ser bastante razonable, puede traer algunos pequeños inconvenientes.

Es el caso por ejemplo de los documentos PDF vinculados dentro de una página HTML. Antiguamente seguir un link en una web que contenía un archivo PDF era sinónimo de descargar dicho documento y posteriormente abrirlo con Adobe Reader. Más adelante esta misma aplicación (Adobe Reader o Acrobat) instalaban una especie de extensión dentro del navegador (Internet Explorer, el hegemónico en aquella época) que hacía más ágil el proceso ya que ejecutaba el mismo Adobe Reader dentro de la ventana del propio navegador.

En la actualidad, aunque todavía existe este método, algunos navegadores más avanzados como puede ser Google Chrome ya son intérpretes directos de documentos PDF, y no necesitan depender de plug-ins o de tener Acrobat o Adobe Reader instalado en el sistema.

Esto tiene pros y contras. Entre los últimos podríamos destacar que Google Chrome no interpreta todas las posibles capacidades que puede tener un PDF cuando lo muestra directamente. Por ejemplo, algunos elementos interactivos como los vídeos no son mostrados (pero tampoco da ningún mensaje de alerta o error). 

Esto puede ser un inconveniente si decidimos publicar nuestros PDFs avanzados, con efectos multimedia e interactivos enriquecidos, ya que a no ser que nos aseguremos de que serán vistos usando Adobe Reader, no podemos garantizar el 100% de la experiencia de usuario en dichos documentos.

Por defecto, Google Chrome abre los archivos PDF en la misma ventana del navegador, o en una pestaña adicional si al hipervínculo al .pdf le añadimos el atributo "_blank". Si queremos forzar la descarga del PDF para dar la oportunidad al usuario a abrirlo a parte (de manera deseable, con Adobe Reader), podemos añadir el atributo download en la etiqueta del hipervínculo:



De este modo, cuando el usuario haga clic en él, el documento siempre se descargará en lugar de abrirse directamente en Chrome. Además, a este atributo se le puede forzar un nombre concreto al archivo que se descargue, ya que no tiene porqué coincidir con el del documento original que está en el servidor.


De ordinario, Google Chrome abre los PDF dentro de una ventana del mismo


Con la modificación del atributo download, el PDF siempre se descarga (para abrirlo con Adobe Reader, por ejemplo)


A fecha de hoy, este atributo funciona en los navegadores Chrome, Firefox y Opera (como podéis comprobar en el siguiente cuadrante), pero no en navegadores móviles como Safari para iOS el navegador de Android... ¡es lo que hay! ;-)





Consulteu aquí la versió en català d'aquest blog