24 de mayo de 2011

¿Debo incrustar mis fuentes tipográficas en mi eBook?

Existe una cuestión compleja y algo espinosa que me encuentro a menudo cuando hablo con los editores de publicaciones digitales en los cursos que imparto, del tipo: "Me han exigido que edite el libro EPUB en tipografía Helvetica, pero InDesign no me las deja incrustar, ¿qué hago?"


Bien, creo que era preciso arrojar algo de luz a este tema que tantos dolores de cabeza da a maquetadores, diseñadores y editores en general. Así que vayamos punto por punto:


1) La mayoría de tipografías en el mercado no son totalmente libres, y tienen asociado un EULA (Contrato de Licencia de Usuario Final) que puede cubrir hasta cuatro supuestos:

  • La fuente es instalable: esto quiere decir que se puede distribuir y que otro usuario (mayormente un número limitado de usuarios o impresoras) la puede instalar en sus sitema
  • La fuente es editable: es posible editar el contenido de un texto en esa tipografía, pero no instalarla en otro sistema. Éste podría ser el caso de los retoques en un PDF con la tipografía incrustada, por ejemplo.
  • La fuente es imprimible y legible: se puede imprimir con esa tipografía y leer en pantalla, pero no realizar cambios en el texto y mucho menos instalarse. También podría ser el ejemplo de un PDF leído con Adobe Reader® con la fuente inscrustada para su lectura e impresión, pero nada más (un documento PDF protegido contra manipulación con contraseña, por ejemplo)
  • La fuente no se puede leer ni incrustar: aunque sea técnicamente viable su incrustación en un documento EPUB o PDF, a mano o automáticamente, no se dispone de licencia para ello. Es el caso de algunas (pocas tipografías) que suelen dar error a la hora de confeccionar un PDF estándar con ellas



Desde el panel de información del archivo de una tipografía (en Mac)se puede saber a qué fabricante pertenece

2) La mayoría de fuentes que disfrutas en tu Mac o Windows suelen venir de dos fuentes principalmente: de las Microsoft Core Fonts y de Adobe (cuando instalas Acrobat, Creative Suite, etc..) y suelen tener licencias diversas. Por ejemplo las de Microsoft no son instalables, mientras que muchas de Adobe sí lo son (Myriad Pro, por ejemplo).


3) En el caso de los documentos PDF, es muy difícil "desincrustar" una tipografía, por lo que se podrían distribuir libremente eBooks en formato PDF con fuentes de los primeros tres tipos (instalable, editable e imprimible). No es así en el caso de eBooks en formato EPUB sin encriptar (con DRM) ya que se trata de archivos .zip que se podrían descomprimir y extraer de ellos el archivo instalable de la tipografía, violando así el EULA de la misma.

4) Para PDFs o y sobre todo para EPUBs no encriptados con DRM, existen algoritmos de encriptación de tipografías inscrutadas, tanto de Adobe como del IDPF. Sin embargo, estos métodos son encriptaciones "débiles" (de hecho a día de hoy la de IDPF es incompatible con casi todos los eReader) y no es lo más recomendable, ya que podrían también estar incurriendo en una violación del EULA

5) Existen tipografías libres, con licencias Creative Commons o similar, que se pueden emplear online o ser descargadas con licencia del tipo #1, es decir, instalables. Un ejemplo podrían ser las Google WebFonts

EN RESUMEN: son realmente muy pocas las tipografías que podemos incrustar 'alegremente' en un libro EPUB sin encriptar, y ése es el motivo por el cual el mismo Adobe InDesign avise de que no pudo incrustar algunas fuentes de nuestra maquetación (incluyendo Arial, Times New Roman incluso!).
Por otro lado, como en la mayoría de dispositivos móviles (eReaders, iPad, etc.) emplean aplicaciones de lectura que dejan al usuario leer el libro con un pequeño conjunto de tipografías instaladas que suelen no coincidir con la que tenía el EPUB original.

Conclusión: para eBooks sin protección DRM, un PDF en Helvetica puede ser una buena idea, pero no un EPUB con esta misma tipografía. Pero siempre, siempre es un buen consejo leerse atentamente el EULA de la tipografía que queramos usar, o distribuir nuestros EPUBs sin fuentes incrustadas, claro ;-)

¡Feliz edición a todos!

17 de mayo de 2011

Condiciones clave para que aprueben una App en la App Store de Apple

Existe ahora una eclosión de aplicaciones para iPhone/iPod/iPad, una "fiebre del oro" sobre todo en lo que a contenidos digitales se refiere, un deseo de que nuestras ideas o contenidos estén presentes en la pantalla de ese objeto de deseo llamado iPad.


Por ello cada día asaltan ese gran mercado llamado la App Store centenares de aspirantes a aplicación, en forma de videojuegos, libros, utilidades, etc. Al inicio, cuando había pocas apps disponibles, era relativamente sencillo que cualquier pequeña aplicación, por simplona que pareciera, obtuviese el permiso para ser publicada en la App Store. Pero las cosas han cambiado, con casi 400 000 apps (a fecha de Marzo de 2011) se podría decir que le mercado está saturado y Apple ya no aceptará cualquier cosa. 



Es por eso que en el post de hoy quisiera mencionaros algunas líneas generales a tener en cuenta a la hora de empezar o seguir vuestra App editorial, la mayoría de bastante sentido común, así como algunos puntos concretos que pueden ser más controvertidos o que podrían tumbar vuestra solicitud y proporcionaros una pequeña dosis de amarga frustración. Estos puntos han sido traducidos y extraídos desde la "App Store Review Guidelines", disponible para desarrolladores de Apple iOS. Las he separado en dos categorías: "Cosas de Cajón" y "Puntos Sensibles" (con los que hay que tener más cuidado, sobre todo si vamos a hacer contenidos editoriales):


COSAS 'DE CAJÓN'



  • Una app que "pete" (se cuelgue o presente bugs) es rechazada de forma inmediata
  • Una app que se presente como versión "Test", "Prueba" o "Beta", también
  • La app tiene que comportarse como se anuncia en su descripción, de manera fidedigna
  • Una app que sea "otra más"; es decir una copia de una utilidad ya muy manida en la App Store, como por ejemplo linternas, niveles o aplicaciones que simulan eructos o pedos (sic) serán rechazadas
  • La app no puede solicitar datos personales del usuario (como el nombre, teléfono, etc) para que pueda funcionar
PUNTOS SENSIBLES

  • Una app que utilice una API de programación que no sea pública, será rechazada.
  • Apps que "no son muy útiles" (sic), o que sean sencillamente sitios web empaquetados como apps, o que no representen un "entretenimiento duradero" (sic) podrían ser rechazadas
  • Si la app navega por la web, debe emplear exclusivamente el sistema de WebKit de iOS y el JavasScript de WebKit.
  • Una app que sea [...] simplemente un libro debe venderse a través de la iBooks Store (a fecha de Mayo de 2011 no existe iBooks Store en España)
  • Una app que contenga texto falso será rechazada
  • Antes de enviar una app para su aprobación, deben estar listas al 100% las URL de soporte para las mismas (página de descripción y política de privacidad)
  • Una aplicación que en lugar de usar los componentes de interface (y según las guías de uso del Apple Human Interface) y traten de imitar el interface del iPod serán rechazadas. De hecho todas las apps deben cumplir con los términos del Apple iOS Human Interface Guidelines. Tampoco se pueden imitar ninguna de las aplicaciones que vienen por defecto con el iPhone / iPod / iPad.
  • Si tu interfaz de usuario es compleja o menos que "muy buena" (sic), podría ser rechazada.
  • Un app que desbloquea funcionalidades o permite nuevas funcionalidades con mecanismos que no sean puramente la App Store, serán rechazadas. Hay que meplear el App Purchase API (IAP)
  • Apps que sean sencillamente recortes de una web, agregadores de contenidos (RSS) o una colección de links, también serán rechazadas



En resumen, y aunque estos puntos, como cualquier ley, tienen flecos difusos a los que se puede recurrir y a pelar, vuestra app deberá ser lo más única y original que podáis, ha de tener una interfaz de usuario trabajada para que su uso sea tan fácil e intuitivo como las propias que hace Apple y deben tener un valor añadido con respecto a lo que ya existe. 



¡Suerte con vuestras apps, no os desaniméis! Y pensad que tenéis la alternativa de diseñar WebApps para vehicular contenidos en el iPad sin necesidad de pasar por el filtro de la App Store.

Consulteu aquí la versió en català d'aquest blog