31 de marzo de 2010

Atlantis WordProcessor: un sorprendente hallazgo

A pesar de que estamos todos un poco impacientes y en compás de espera por ver las novedades de Adobe Creative Suite CS5 en el ámbito del diseño editorial digital, nunca viene mal conservar la agilidad y ser intrépidos a la hora de encontrar soluciones alternativas que a menudo no vienen de los grandes "monstruos" productores de software.


En el caso de que seáis usuarios de Windows, y estéis interesados en editar e-Books en formato EPUB, me temo que tengo una buena noticia que daros. He tenido la ocasión de descubrir un programita editor de textos llamado Atlantis Wordprocessor, que me llamó la atención más allá de su aspecto mimético con Microsoft Word, en que anunciaba que exportaba en formato EPUB, o en formato "libro electrónico" según su propia publicidad.


Pues bien, me dispuse a descargar una versión de prueba y a testear su potencialidad en este aspecto. Y he de deciros que el descuelgue de mi quijada aumentaba por momentos. ¿Por qué? por el sencillo y a la vez apabullante motivo de que los archivos .epub que exporta este Atlantis están 100% correctos y todo funciona de manera sencilla y a la primera. Paso a narraros la secuencia de mi breve (10 minutos) prueba:


1) Me descargué un fragmento de una obra de Larra desde el proyecto Gutenberg, y volqué el texto en bruto en Atlantis:




2) Acto seguido, me dediqué a editar los estilos del documento. El interface es muy similar al de Word, pero simplificado, facilitando enormemente la tarea. Cabe destacar que para los estilo de párrafo de los capítulos se tiene un accceso inmediato a algo muy útil en los eBooks: añadir un salto de página antes:




3) Aprovechando la aplicación de estilos de titular a cada capítulo, pude crear una Tabla de Contenidos de una forma muy directa y sencilla. También aproveché para poner un poco a prueba a Atlantis añadiendo algo de formato manual del texto (negritas y cursivas)






4) Una de las opciones de exportación es "para eBook", es decir, en formato EPUB. El menú de opciones de exportación es asombrosamente simple, pero no descuida ninguno de los campos necesarios, además de añadir unau opción de incrustar de forma selectiva las fuentes y un botón para una vista previa en el lector de e-Books por defecto (antes de tener que guardar). ¡Excelente!






Ahora la cuestión era ver si Atlantis había hecho bien su trabajo. Un segundo después de darle al botón de exportar, tenía ante mí el archivo EPUB dentro de mi ADE (Adobe Digital Editions). Todos los estilos se habían exportado, junto con los saltos de página y una tabla de contenidos (índice) completamente interactivo. Incluso las negritas y cursivas de formato manual, que tantos problemas vienen dando en otros programas de autoedición, estaban ahí formateadas a la perfección:







Así que, en un arranque de emoción, quise comprobar si ese mismo EPUB pasaría el test de validación de epubcheck. Para ello, empleé la página que ThreePress tiene a tal efecto. Quizás en este punto ya sea redundante decir que superó el test sin problemas...






Y el aspecto se mantenía idéntico en mi eReader:


En resumen, no se trata de un programa de autoedición profesional, si no un editor de textos sencillo y potente, un perfecto sustituto de Word o similares. De momento está solamente en inglés (aunque con diccionario de correcciones en español) y su precio es de... 35 dólares USA. Sí, habéis leído bien. Treintaycinco $, para un producto a día de hoy muchísimo más competitivo que oOtras soluciones gratuitas y Open-source más populares como por ejemplo Sigil. Así que creo que el bueno de Atlantis Wordprocessor va a pasar a formar parte del currículum de temas de estudio en los próximos cursos que imparta sobre edición de eBooks profesionales.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por el descubrimiento. Realmente el programa hace muy buena pinta. Es lo que estaba buscando.

    ResponderEliminar
  2. Simplicidad y eficiencia, una combinación insuperable. Habrá que probarlo.

    ResponderEliminar

Consulteu aquí la versió en català d'aquest blog