23 de diciembre de 2010

Felices Fiestas 2010


2011 promete ser un año MUY interesante para la publicación en formatos digitales. Prometemos no defraudaros. ¡Feliz Navidad a todos!

15 de diciembre de 2010

Comparador de formatos y publicaciones

En la actualidad existen tal cantidad de formatos, funcionalidades, dispositivos, etc... relacionados con el Libro Electrónico que a la hora de afrontar un proyecto real de e-Book, uno se encuentra con decenas y decenas de "si, pero..." ; ante preguntas tan elementales como: "¿Se puede ver vídeo en un EPUB?" "Un iPad puede reproducir un PDF con Flash dentro?", "¿Los eBooks en Flash se pueden ver en un eReader?" y así un largo etc. Para intentar arrojar un poco más de luz a este tema, hemos realizado este pequeño interactivo en formato Flash que permite discernir qué aplicaciones permiten leer qué formatos con qué funcionalidades y en qué dispositivos (hacer clic para agrandar):



En la columna de la izquierda se detallan diversas funcionalidades habituales de los eBooks, en la fila de arriba se puede filtrar por tipo de archivo (EPUB, PDF...) y finalmente la fila de abajo determina el dispositivo. Para saber qué aplicación interpreta cada una de las combinaciones, se hace clic sobre el icono que la representa.


He aquí la misma tabla en forma de imagen PNG (también hacer clic para ampliar):




Huelga decir que iremos actualizando dicho comparador añadiendo más aplicaciones o modificando las funcionalidades a medida que los dispositivos de nuevo cuño las vayan aceptando, así que no olvideis colocar este post en vuestra lista de marcadores !


20 de noviembre de 2010

Jornadas Profesionales de Ilustración en Barcelona

Hoy sábado 20 de Noviembre tuvo lugar en Barcelona un Encuentro Profesional sobre los retos de la Ilustración en el mundo digital, organizado por la Asociación Profesional de Ilustradores de Catalunya (APIC). 



En ellas se trataron puntos clave a considerar para todo aquél profesional del libro ilustrado, frente a la revolución que representa el libro electrónico. Desde un preciso informe de la gerente de APIC, Gemma Cortabitarte, sobre el estado del negocio y la tecnología a día de hoy, presentaciones de aplicaciones interactivas para iPad como la divertida Faces iMake realizada por el célebre ilustrador Hanoch Piven, hasta interesantes debates sobre cuál es el posicionamiento de las editoriales, donde directivos con experiencia en la edición de e-books como Jordi Ainaud o Sílvia Clemares.

Ahí también estuvo PublicarEnDigital, en concreto participé en la mesa redonda de las 11:00 junto con Hanoch Piven y Josep Mª Vinyes (Enciclopedia Catalana, Beat.cat):


intentando explicar y humildemente aconsejar en la medida de lo posible a los ilustradores profesionales que tengan miedo al nuevo formato. En resumen, mis consejos fueron los siguientes (en una breve lista no numerada ;-) ):

  • Seguid dibujando a lápiz, en una servilleta en un bar. O donde sea que os venga la inspiración. De este modo, siempre estaremos a tiempo (escaneando -> vectorizando con Adobe Illustrator, por ejemplo -> Rasterizando a la resolución que sea preciso) porque lo más complicado de la ilustración digital es la multiplicidad de resoluciones de pantalla de otros tantos dispositivos.
  • Tened un conocimiento amplio de la tecnología, aunque sólo sea superficial (no hay que ser tecnólogos). Nuevamente, seguir dibujando a lápiz, no hace falta ser unos "cracks" de Photoshop... pero que os suene. Saber que un collage equivalen a unas capas, qué significa rasterizar, etc. porque son términos que también entienden los programadores con los que tendréis que formar equipos de trabajo.
  • Reconvertirse en una suerte de guionistas, para diseñar experiencias en más dimensiones artísticas. El tiempo (animación), la música, la interactividad, la usabilidad, etc. son disciplinas que no son tecnológicas y que se necesitan como agua de Mayo. Es decir, dominar la narrativa visual es mucho más importante que saber por ejemplo HTML. Esos detalles tecnológicos tan fugaces ya los hará el profesional encargado a tal efecto. Pero sí es importante interpretar historias, diseñar experiencias enriquecidas aprovechando las nuevas interfaces, es fundamental.
Y por supuesto, que el iPad está muy bien pero los cuentos digitales ni empiezan ahí ni acaban ahí. 

Me voy de estas jornadas con la sensación de que en breve veremos una feliz eclosión de experiencias ilustradas interactivas ;-)

17 de noviembre de 2010

Novedades de GoodReader para iPad

A pesar de lo que puedan decir algunos eruditos, los libros electrónicos también se pueden subrayar y anotar. Con la diferencia que se puede hacer tantas veces como se desee sin comprometer la integridad física del mismo. Esto siempre ha sido así para los PDFs con la combinación Acrobat/Ordenador; pero ahora también lo será para la plataforma PDF/iPad gracias a las novedades de la última versión del célebre GoodReader, el lector de PDFs para iPhone / iPod / iPad por antonomasia. 


La verdad es que se lo han currado y merece la pena echar un vistazo al paso de gigante que supone esta actualización. En el siguiente vídeo de PublicarEnDigital TV podréis ver algunos ejemplos de los más sobresaliente:




>



18 de octubre de 2010

De la maqueta en InDesign al HTML + CSS

El pasado 4 de Octubre impartí el siguiente e-seminario desde Adobe, donde se explica cómo exportar una maquetación desde Adobe InDesign CS5 a un documento XHTML con el CSS listo para darle un diseño. Podéis hacer clic sobre la imagen para acceder directamente a la grabación de dicho seminario:


http://mmse-v5.emea.adobe.acrobat.com/p16241118/

2 de septiembre de 2010

Edición de libros educativos en PDF

Compartir


Hace poco impartí un seminario online desde Adobe España, donde comentaba algunos aspectos interesantes sobre la edición de libros educativos (libros de texto) multimedia interactivos en formato PDF. A continuación os ofrezco el enlace a la grabación de dicho seminario:







5 de julio de 2010

Crear eBooks en PDF desde el iPad y la Wikipedia

Compartir
Quizás en el vídeo anterior, que era más conceptual que demostrativo, no se vió en detalle el proceso de crear un PDF a partir de ir "pescando" artículos de la Wikipedia. 


En este otro vídeo lo hago un poco más lento y empleando exclusivamente el iPad de Apple para ello. La verdad es que esta funcionalidad de la Wikipedia me parece algo realmente revolucionario y muy goloso :-)





1 de julio de 2010

Cursos de Verano 2010

Julio acaba de iniciar y en caso de que tengas ganas de amortizar de forma efectiva tu jornada intensiva o vacaciones, desde Publicar En Digital te ofrecemos una serie de cursos intensivos este verano para todos aquellos/as profesionales del mundo editorial en general:



 1) Maquetación en XHTML y CSS.- Hoy en día es casi imprescindible para un diseñador gráfico, maquetador, editor etc.. saber maquetar en soportes digitales, como páginas Web, libros electrónicos "eBooks" y estar preparado para la publicación multiformato. En este curso enseñamos los fundamentos de cómo maquetar en la práctica cualquier tipo de publicación empleando los estándares HTML y CSS. (descargar el temario para este curso).


Días 26, 27, 28 y 29 de Julio de 15:30 a 18:30
Precio: 395€


2) Autoedición de Libros Electrónicos ("eBooks").- Curso PRÁCTICO donde se enseñan las principales técnicas y herramientas dé edición de eBooks en formato PDF, EPUB y Flash (con InDesign, Acrobat, etc.); y reciclar tus documentos editoriales listos para ser vistos en eReaders, Teléfonos, iPad y ordenadores portátiles. Es el curso imprescindible para todo aquél que desee meterse a fondo en el mundo de la edición digital. (descargar el temario para este curso).

Días 13,14,15,20 y 21 de Julio de 15:00 a 19:00
Precio: 395€

3) Automatización de producción con InDesign y XML.- Taller práctico concentrado en una sola jornada. En él enseñaremos como maquetar un documento PDF de centenares de páginas y listo para su impresión profesional a partir de una base de datos online, empleando los flujos de automatización de XML. Imagina pasar una base de datos inmensa con un diccionario (por ejemplo) a un libro maquetado en InDesign en menos de 10 minutos... (descargar el temario para este curso).

Día 22 de Julio, de 9 a 18:30 horas.
Precio: 170€

4) Libros electrónicos interactivos con InDesign y Flash Catalyst.- Si necesitas hacer un libro educativo multimedia en formato Flash y no tienes tiempo y/o ganas para aprender a programar en ActionScript, es posible que puedas hacer interactivos vistosos empleando solamente herramientas de diseño como InDesign CS5 y el nuevo programa de Adobe: Flash Catalyst. En este curso enseñaremos a maquetar interfaces interactivas desde Photoshop y darles vida y efectos espectaculares de Flash sin programar absolutamente ni una sola línea de código.  (descargar el temario para este curso).

Días 20, 21 y 23 de Julio, de 9:30 a 13:30 horas.
Precio especial oferta: 199€ 

Todos los cursos se realizarán en nuestras instalaciones de Barcelona (cómo llegar)

*Los precios pueden incluir un descuento del 20% si formalizas la inscripción antes del 11 de Julio, o de un 50% si traes a un compañero de trabajo o amigo (las ofertas no son acumulables).

Más información, inscripciones, etc. en el teléfono 93 323 94 35 o en

Sacar e-Books personalizados desde la Wikipedia

Creo que una imagen vídeo vale más que mil palabras...

5 de junio de 2010

Resumen del I Encuentro con el iPad

El pasado 4 de Junio albergamos el Primer Encuentro Profesional para evaluar las posibilidades de publicación en digital del iPad de Apple. Una oportunidad para intercambiar impresiones sobre esta nueva forma de leer y editar contenidos.




En concreto, pudimos ver cómo gestionar ficheros PDF con GoodReader, cuentos interactivos para niños como el de Alicia en el país de las Maravillas, cómo suscribirse a revistas de prensa (de las de siempre, de los kioscos) en formato digital usando Zinio, así como otras posibilidades como ver cómics con la aplicación de ComiXology, diarios vía web como El Mundo en Orbyt, etc.






También al final pudimos comprobar como también es posible comprar libros digitales en Amazon vía la aplicación de Kindle para iPad.




A partir de ahora seguiremos organizando más eventos de este estilo "tea party" con las novedades que seguro nos depara el iPad. De momento hemos iniciado una serie de mini-tutoriales en vídeo sobre las aplicaciones antes discutidas, he aquí la primera entrega:








Y recuerda, PublicarEnDigital te ofrece sus servicios de consultoría técnica en el caso de que tú seas un escritor, editor o empresa editorial que quiera ver sus contenidos publicados en el iPad:

31 de mayo de 2010

Ven a conocer al iPad


El próximo viernes 4 de Junio, a las 18 horas en Barcelona PublicarEnDigital te invita a un pequeño encuentro con el nuevo iPad de Apple. En esta sesión mostraremos los aspectos esenciales de la publicación en digital para este soporte, en concreto el temario será:




Libros digitales:
Ejemplos de libros de la aplicación iBooks. Cuentos ilustrados. El caso de la app “Alice in Wonderland”. Otros libros de la App Store.

Prensa diaria y revistas:
Diarios digitales via web, en el iPad. El caso de Orbyt. Revistas “de papel” en el iPad con la aplicación de comercialización Zinio. Los cómics en el iPad.

El formato PDF
Legibilidad de un pdf en un iPad. El caso a estudio de la aplicación GoodReader.

La web en el iPad
Pros y contras. Qué funciona y qué no funciona. Vídeos y multimedia en el iPad. HTML5.

Qué herramientas harán falta publicar para el iPad
InDesign. HTML, CSS y Javascript. XCode.



El evento es gratuito. Eso sí, las plazas están limitadas a 14 asistentes. Así que si deseas venir, rellena cuanto antes el formulario de inscripción a la jornada.




¡Te esperamos!

25 de mayo de 2010

Páginas web ricas en tipografía

Hasta ahora uno de los hándicaps más habituales que los diseñadores gráficos se encontraban a la hora de publicar contenidos en la web era el entorno pobre en fuentes tipográficas que era la web. Era común plantear un grafismo usando, por ejemplo, Photoshop® afinando al máximo el look & feel para que posteriormente el experto en maquetación HTML nos devolviera a la cruda realidad espetándonos un árido "con esta fuente no puede ser, cámbialo todo a Arial..." o similares.


El motivo de esta barrera gráfica a la hora de presentar unos textos en la web con un aspecto adecuado estriba en que las páginas HTML en un inicio empleaban familias de fuentes tipográficas ubicadas en el ordenador del navegador del cliente, que podía ser cualquier cosa. Así, un párrafo en una página HTML venía marcado con un estilo que incluía dicha familia de fuentes, a saber:


font face="Arial, Helvetica, sans-serif" ...


Este fragmento de código HTML venía a decir que el texto a continuación se intentaba representar en fuente Arial. Si ésta no estaba disponible en el Sistema del cliente, el navegador pasaba a intentarlo con la Helvetica (más típica en Mac) y por último, empleaba el código especial "sans-serif" para utilizar la tipografía de palo seco por defecto de dicho Sistema.


Este método garantizaba una representación más o menos homogénea del texto en HTML, independientemente de la plataforma utilizada para representarlo. Pero aún así el abanico de tipografías disponible era muy escaso, y obligaba a menudo a optar por alguna de estas "soluciones":

  • Resignarse a emplear una familia tipográfica ajena al grafismo proyectado en un principio
  • Sustituir los textos por imágenes GIF, creadas con un programa de diseño gráfico, con tal de respetar el grafismo
  • Sustituir el texto HTML por texto en formato Flash (SWF)
En el segundo y tercer supuesto, el remedio podía ser peor que la enfermedad: por un lado había que asegurar de colocar un texto alternativo a las imágenes (por aquello de la accesibilidad y de la indexación del contenido correctas) y por otro lado hacía muy difícil la actualización de los contenidos.

Con la evolución del diseño web, y el nuevo paradigma de separación de los contenidos en HTML del grafismo en CSS, se abría una posible puerta a la revolución tipográfica en la web: incrustar la fuente peculiar en el código CSS a costa de subir los archivos de la fuente necesarios al servidor web.

Esta solución presentaba un problema adicional: no era posible dejar un archivo de una fuente tipográfica en un directorio del servidor web potencialmente accesible de manera pública, de tal modo que podríamos incurrir en estar distribuyendo libremente una fuente licenciada, cosa que lógicamente no se debe hacer.

pequeña muestra de algunas de las tipografías que ofrece Google Font Directory


Pues bien, parece ser que la era de la web tipográficamente pobre o repleta de parches de texto-imagen toca a su fin. Existen en la actualidad diversos servicios web que ofrecen utilizar hojas de estilos CSS vinculadas a sus servidores, donde también residen fuentes propietarias de libre uso. Google Labs por ejemplo ofrece el servicio de Google Font Directory.

Este servicio permite al diseñador web añadir vía HTML o Javascript una hoja de estilos situada en los servidores de Google, que a su vez alberga un catálogo tipográfico de libre uso. Un ejemplo de cloud computing aplicado al diseño. Si usamos ya sea el Google Font API junto con sus fuentes, o simplemente para cargar las fuentes de otro proveedor de fuentes web, será posible alcanzar diseños HTML más eficientes, donde no sea necesario sustituir texto por imágenes para alcanzar un grafismo atractivo en nuestras páginas web.


3 de mayo de 2010

Exportar de InDesign a SWF página a página

Adobe® InDesign CS4 dispone de una sencilla herramienta que permite exportar un documento (por ejemplo, un libro) ya maquetado al popular formato de "paso de página interactivo" de Flash. Esta exportación facilita mucho la tarea pero a cambio nos ofrece un archivo SWF cerrado, el cual es dificil de integrar dentro de otros sistemas similares.


Existen otras soluciones en el mercado, basadas en un visor de revistas genérico en Flash, que va cargando las páginas del contenido individualmente a partir de un sencillo índice de texto (o XML) que indica dónde están los archivos SWF o JPEG correspondientes a cada una de las páginas.


InDesign CS4 permite exportar rangos de páginas, pero claro, para obtener un rango de UNA página por exportación, se requeriría de realizar tantas exportaciones como páginas tuviera el documento.


Para facilitar esta tarea, y poder con un solo clic exportar todas y cada una de las páginas de un documento InDesign a archivos SWF individuales que luego se puedan integrar en alguna solución de revista interactiva tipo, por ejemplos, FlashPageFlip o Zinio, he creado un sencillo Script de InDesign que realiza dicha tarea.


Para poder usarlo, sigue los siguiente pasos:


1) Descarga el archivo del script (ExportSWFIndividually.jsx, Javascript) desde la página de descargas de Telegama.com


2) Copia dicho documento .jsx a la carpeta de Scripts de InDesign, tal y como se muestra a continuación (en Windows la ruta es análoga):




de este modo el script aparecerá dentro del panel de Scripts en InDesign (menú Ventana > Automatización > Scripts):


3) Abre el documento que quieras exportar, y haz una primera exportación en SWF a mano, aunque sea de una página. Esto es básicamente para fijar los parámetros de exportación del formato de una vez para todas las páginas.


4) Haz doble clic sobre el iconito del script dentro de la ventana de Scripts, recibirás un aviso de confirmación cuando haya finalizado la exportación:







5) Comprueba que, en la misma carpeta donde está tu documento de InDesign, también se hayan tantos documentos SWF como páginas tenía. Dichos documentos tendrán un nombre del tipo "page_" + el número de la página (el número de orden de la página)



De este modo, te será más fácil posteriormente integrar dichas páginas en cualquier composición de una revista en Flash.





26 de abril de 2010

El nuevo libro educativo digital

Si existe un sector en el mercado editorial que se ha visto forzado a ponerse las pilas a contrarreloj en la adaptación de sus contenidos al mundo digital, ése es sin duda el del libro de texto o educativo en general. Los proyectos más o menos bien planificados de las administraciones públicas en digitalizar las aulas arrastran a este sector, que como cualquier otro no es inmune a los tiempos difíciles que corren y que tiene encima de la mesa una adaptación nada fácil de unos contenidos que llevan años editando en papel, en forma de libro de texto a un formato digital que no está muy claro.


La semana pasada tuvo lugar en Barcelona, concretamente en el centro Cibernàrium unas Jornadas de Debate sobre el libro de texto digital. En ellas, diversos expertos en la materia debatieron cómo debería ser el nuevo formato de libro de texto y, en general, cómo debería ser la nueva forma en que los niños aprendan los contenidos escolares en el aula. 


El gran y creo yo principal problema detrás de esta revolución tecnológica es la falta de guías claras que ayuden a la industria editorial a enfocar sus productos al nuevo mercado. A partir del próximo cursos decenas de miles de alumnos de secundaria pasarán a usar solamente contenidos digitales para su formación. El tiempo impuesto para la adaptación de los contenidos es irrisorio, más aún cuando no existe quorum respecto al formato.


¿Cómo traspasar unos contenidos ya redactados, corregidos y maquetados para el soporte libro en papel al mundo digital? 


Para poder resolver este quebradero de cabeza, hay que responder primero a una serie de preguntas clave cuya respuesta, a día de hoy, no es del todo convincente. Intentaré hacer una lista resumida de las principales:


1) ¿En qué soporte se verán esos contenidos digitales? 


Aunque pueda parecer una cuestión obvia, no lo es ni de lejos. Cualquier editor que haya aunque sea husmeado en los entornos de publicación digital sabrá que el formato depende de la plataforma y que plataformas hay varias. Suficientes combinaciones para que tomar una decisión no sea sencillo. ¿Sirve la misma plataforma con la que se están comercializando los actuales eBooks "tipo novela"? ¿Hay que rehacerlo todo desde cero?


La respuesta en este caso viene impuesta: se va a proveer a los alumnos de ESO de ordenador portátiles dotados de una pequeña (entre 8 y 11 pulgadas) pantalla panorámica y dotados tanto de Windows como de Linux. Una vez dado el hardware, queda ver qué posibilidades de software soporta y con qué ventajas e inconvenientes. 


Lo que sí parece descartado, pues, es que los libros digitales escolares vayan a ser eReaders en blanco y negro.


2) ¿Qué formato de libro se está planeando?


Partiendo de que, a día de hoy, los contenidos (estamos hablando de textos e imágenes básicamente) están montados en maquetas pensadas para su impresión en papel, y del poco margen de tiempo disponible para el salto digital... ¿qué opciones hay?


En muchos casos se está optando por una solución "de emergencia" consistente en la mera adaptación de esos contenidos para ser vistos en pantalla. Esto incluye la conversión de las actuales ediciones de los libros de texto a archivos PDF, tal cual o añadiendo algo de "salsa multimedia"; es decir, vídeos e interactivos en Flash incrustados. Otra soluciones de software permiten visualizar las páginas del libro en un formato que sea fácil de aumentar y reducir. Recordemos que una página de texto, encajada en pantalla y escrita con una tipografía en papel de 10 puntos, las letras a penas llegarían a medir 2 milímetros de altura en la pantalla de 10 pulgadas. Esto hace que, en general, la mera traducción de las actuales páginas en papel a páginas de PDF o similar no sea la mejor opción, a menos que cambie sustancialmente el tamaño o resolución de los dispositivos facilitados a los alumnos.


Así que, en cierto modo se impone una remaquetación integral de los contenidos, que se adapte al nuevo medio. Es decir, se pude preservar la idea de los libros digitales como documentos PDF enriquecidos con multimedia, pero con un formato de presentación en pantalla y un tamaño de tipografía adecuado. A ningún editor se le escapará la inversión en tiempo y fuerza laboral que todo ello implica.


En cualquier caso, el formato deberá cumplir al menos con unos requisitos básicos: que sea lo suficientemente estándar como para garantizar una correcta reproducción en todos los ordenadores escolares (recordemos, equipados teóricamente con arranque dual Windows / Linux) y por lo tanto han de estar equipados con el software adecuado para reproducir los contenidos. En el caso explicado anteriormente, se trataría por ejemplo del Adobe Reader (existente para ambos sistemas).


Otras tecnologías exploradas y a día de hoy implementadas son los libros en formato "web", es decir, los contenidos de texto e imágenes en formato HTML  e incluyendo esa salsa multimedia en forma de vídeos e interactivos incrustados, usando tecnología Adobe Flash. 


Estos libros rompen claramente con el formato de libro de texto en papel y se apoyan fundamentalmente en la capacidad del formato estándar y universal (de momento de facto) del HTML para tapizar de enlaces internos y externos los contenidos, de tal modo que la experiencia educativa pivota en gran medida de la capacidad del alumno de navegar haciendo clic en esos enlaces y descubrir los contenidos (supuestamente guiado por el tutor), práctica que los jóvenes de hoy tienen bastante asimilada. Un ejemplo de este formato de libros digitales podría ser el proyecto Llibreweb de Santillana. En el siguiente vídeo podéis ver una breve interacción de muestra con un libro de ejemplo (podéis probar vosotros mismos otros fragmentos de ejemplo desde su web):







En un intento por dar todavía un salto cualitativo más diferenciado, otra plataforma ha optado por apostar directamente por el formato Flash para la integración de contenidos. En este caso, el libro pasa a ser una aplicación interactiva, con un interfaz completo de navegación desde el que se puede acceder a contenidos de texto, imágenes, ejercicios y actividades interactivas a modo de juegos. Digital Text podría ser un ejemplo de este tipo de plataforma. He aquí también un vídeo demostrativo de una breve interacción que realicé con uno de sus capítulos de ejemplo (disponibles también en su web):







Al igual que con el HTML y PDF, la tecnología Flash está a día de hoy disponible para ordenadores con Windows y Linux, por lo que entraría dentro de la compatibilidad con el hardware planteado.


3) ¿Quién va a pagar el esfuerzo inversor de esta reconversión?


Pues parece ser que todo va a caer encima de los hombros de los editores. A pesar del poco tiempo disponible para estar presente en este nuevo mercado, existe incertidumbre sobre este asunto. Algunas informaciones apuntan a que el coste para los padres del libro electrónico será gratuito. Es decir, estamos hablando de que las familias dejarán de desembolsar una media de 300 euros/hijo/año en concepto de libros escolares. A cambio, los editores tendrán que rehacer contenidos, idear un nuevo formato, volver a maquetar todo, añadir interactividad y multimedia (vídeos, juegos... de no se sabe bien dónde) y tendrán que vender este producto a un cliente que básicamente será la administración pública, tan endeudada actualmente y que no es célebre por su agilidad a la hora de pagar las facturas. 


No parece realmente un panorama halagüeño para las editoriales que, eso sí, se ahorrarán los costes de impresión y transporte de la mercancía...


4) ¿Cuáles son los pros y contras de las nuevas tecnologías?


Esto daría para un post aparte, cosa que no descarto :-)  Así que mejor quisiera dejar sobre la mesa unas cuantas cuestiones abiertas, para que cada quien halle sus posibles respuestas, a ser posible compartiéndolas en los comentarios claro está :)  Básicamente:


¿Los contenidos serán online u offline? Es decir, el libro electrónicos escolar ¿será un archivo en propiedad de los alumnos o será un derecho de acceso a unos contenidos en un servidor?
¿Cómo se podrán actualizar dichos contenidos? ¿Cada cuándo? ¿Quién controlará los enlaces externos (a otras webs) de esos libros? ¿Qué pasará cuando el acceso a internet no esté disponible o sea precario? ¿Habrá contenidos necesarios en el currículum que el alumno se acabe perdiendo?


Todas estas cuestiones, y otras más igualmente elementales como el tema de la pizarra electrónica, mejor lo dejo para un futuro post. Hasta entonces... ¡Feliz rumia!











31 de marzo de 2010

Atlantis WordProcessor: un sorprendente hallazgo

A pesar de que estamos todos un poco impacientes y en compás de espera por ver las novedades de Adobe Creative Suite CS5 en el ámbito del diseño editorial digital, nunca viene mal conservar la agilidad y ser intrépidos a la hora de encontrar soluciones alternativas que a menudo no vienen de los grandes "monstruos" productores de software.


En el caso de que seáis usuarios de Windows, y estéis interesados en editar e-Books en formato EPUB, me temo que tengo una buena noticia que daros. He tenido la ocasión de descubrir un programita editor de textos llamado Atlantis Wordprocessor, que me llamó la atención más allá de su aspecto mimético con Microsoft Word, en que anunciaba que exportaba en formato EPUB, o en formato "libro electrónico" según su propia publicidad.


Pues bien, me dispuse a descargar una versión de prueba y a testear su potencialidad en este aspecto. Y he de deciros que el descuelgue de mi quijada aumentaba por momentos. ¿Por qué? por el sencillo y a la vez apabullante motivo de que los archivos .epub que exporta este Atlantis están 100% correctos y todo funciona de manera sencilla y a la primera. Paso a narraros la secuencia de mi breve (10 minutos) prueba:


1) Me descargué un fragmento de una obra de Larra desde el proyecto Gutenberg, y volqué el texto en bruto en Atlantis:




2) Acto seguido, me dediqué a editar los estilos del documento. El interface es muy similar al de Word, pero simplificado, facilitando enormemente la tarea. Cabe destacar que para los estilo de párrafo de los capítulos se tiene un accceso inmediato a algo muy útil en los eBooks: añadir un salto de página antes:




3) Aprovechando la aplicación de estilos de titular a cada capítulo, pude crear una Tabla de Contenidos de una forma muy directa y sencilla. También aproveché para poner un poco a prueba a Atlantis añadiendo algo de formato manual del texto (negritas y cursivas)






4) Una de las opciones de exportación es "para eBook", es decir, en formato EPUB. El menú de opciones de exportación es asombrosamente simple, pero no descuida ninguno de los campos necesarios, además de añadir unau opción de incrustar de forma selectiva las fuentes y un botón para una vista previa en el lector de e-Books por defecto (antes de tener que guardar). ¡Excelente!






Ahora la cuestión era ver si Atlantis había hecho bien su trabajo. Un segundo después de darle al botón de exportar, tenía ante mí el archivo EPUB dentro de mi ADE (Adobe Digital Editions). Todos los estilos se habían exportado, junto con los saltos de página y una tabla de contenidos (índice) completamente interactivo. Incluso las negritas y cursivas de formato manual, que tantos problemas vienen dando en otros programas de autoedición, estaban ahí formateadas a la perfección:







Así que, en un arranque de emoción, quise comprobar si ese mismo EPUB pasaría el test de validación de epubcheck. Para ello, empleé la página que ThreePress tiene a tal efecto. Quizás en este punto ya sea redundante decir que superó el test sin problemas...






Y el aspecto se mantenía idéntico en mi eReader:


En resumen, no se trata de un programa de autoedición profesional, si no un editor de textos sencillo y potente, un perfecto sustituto de Word o similares. De momento está solamente en inglés (aunque con diccionario de correcciones en español) y su precio es de... 35 dólares USA. Sí, habéis leído bien. Treintaycinco $, para un producto a día de hoy muchísimo más competitivo que oOtras soluciones gratuitas y Open-source más populares como por ejemplo Sigil. Así que creo que el bueno de Atlantis Wordprocessor va a pasar a formar parte del currículum de temas de estudio en los próximos cursos que imparta sobre edición de eBooks profesionales.

24 de marzo de 2010

Cuenta atrás para Adobe Creative Suite CS5

Desde hace ya casi 6 meses desde Publicar en Digital os estamos enseñando trazo a trazo lo que las nuevas tecnologías y herramientas nos ofrecen para hacer más fácil la necesaria transición del papel al soporte digital. La mayor parte del tiempo os enseñaremos y recomendaremos las herramientas de software de Adobe, que es, en nuestra opinión, quien a día de hoy está más en la onda de toda esta revolución.


Hasta ahora con InDesign CS4, Acrobat 9... y muy muy pronto os traeremos recién salidos del horno los tutoriales que estamos elaborando para, para.... 





¡Sí! InDesign CS5, Flash CS5, etc... así que no dejes de sintonizarnos si deseas ser de los primeros en conocer el gran salto que podrás dar en tu carrera profesional en digital con el nuevo Creative Suite de Adobe!!


P.D.: ¡Ah! Y por supuesto, casi por las mismas fechas... también aquí podrás ver los primeros test de como publicar para Apple iPad ;-)

23 de marzo de 2010

Del periódico en papel al digital

¿Cómo serán los periódicos a partir de ahora? Hace cosa de un mes el programa de TVE Informe Semanal abordaba el tema en un reportaje de 15 minutos denominado "Tormenta de Papel". Ahí se pueden ver las posiciones que están tomando los principales diarios de España. Es interesante ver este documento visual para saber "por dónde irán los tiros". Podéis verlo completo desde esta página



7 de marzo de 2010

Cómo poner comentarios en un PDF con Adobe Reader

Actualmente es posible, mientras se está leyendo un libro electrónico en PDF, añadir marcadores o "puntos de libro". Es una característica muy práctica de Adobe Reader. Sin embargo, ¿no echáis en falta además poder añadir anotaciones, comentarios, subrayar, tachar...?

En el siguiente vídeo tutorial explico cómo modificar vuestros documentos PDF con Adobe Acrobat para que cualquiera que los lea con Adobe Reader también pueda disfrutar de las herramientas de Comentarios y Marcas:



Para poder disfrutarlo a pantalla completa, mejor visitar el link directo en Youtube.

22 de febrero de 2010

Seminario Online sobre creación de eBooks con tecnología de Adobe

El pasado día 2 de Febrero de 2010 tuve la ocasión de compartir una formación online sobre la creación de libros electrónicos, gracias al programa de "Webminars" gratuitos que ofrece Adobe España periódicamente sobre diversos temas de interés.


En este seminario de una hora aproximada de duración, menciono algunas de las tecnologías de Adobe (en concreto, InDesign y Adobe Digital Editions) que permiten editar libros electrónicos en formato PDF y EPUB.





Para aquellos de vosotros que no pudísteis asistir al webminar, podéis seguirlo en diferido desde este enlace.







29 de enero de 2010

Cómo serán los eBooks para el nuevo iPad de Apple

"Éramos pocos y parió la abuela", como suele decir el refrán popular. Bien, el día de la resaca por la presentación en sociedad del nuevo gadget de Apple, el iPad, toca ponerse manos a la obra y ver cómo se le puede sacar jugo a este nuevo trasto. 


No entraré en polémicas sobre si no tiene cámara, que si no es más que un iPod touch más grande, que no es compatible con Flash, etc. Para ello a día de hoy ya existen multitud de blogs, youtubes, twitters comentando sobre este asunto.


Aquí en PublicarEnDigital nos interesa cuál será el impacto del nuevo iPad en lo que al libro electrónico (o revista) se refiere. Ahora habrá un nuevo eReader, un nuevo lector portátil de eBooks que todo parece que tendrá una muy buena cuota de mercado y hay que saber a qué atenerse, y que productos editoriales vamos a poder ofrecerle. 


Vamos allá, veamos las cinco preguntas clave sobre el nuevo iPad y los libros electrónicos:


1) ¿Cómo se van a poder leer eBooks en el iPad?


El nuevo iPad incorpora de serie una aplicación llamada iBooks, desde la que se podrá directamente probar, comprar y leer libros adquiridos en la iBooks store:




Ejemplo de pantalla de la iBook Store (fuente: Engadget). Véase el botón de
 "Get Sample" para probar los libros




Esta aplicación permitirá visualizar libros electrónicos, principalmente (de momento) en formato EPUB, y poder elegir la tipografía con la cual se desea leerlos (creo que entre ellas no se incluye la Comic Sans!).









También incorpora el tradicional efecto de paso de página:







claro que esto no es ninguna novedad... ya se puede hacer lo mismo hoy mismo en el iPhone o iPod touch con la aplicación gratuita "Classics", que guarda muchas similaridades con iBooks, como podéis ver en este vídeo que grabé:









Lo que desconozco a día de hoy es si iBooks permitirá cambiar la escala del texto, esto es, permitirá hacer reflujo del mismo. Quizá con el tamaño y resolución del iPad (9,7 pulgadas, 130 ppi, algo menos que el iPod touch) no sea necesario recurrir a ello.


2) ¿Los libros del iPad serán de tinta electrónica (e-ink)?


No. El iPad tiene una pantalla LED muy similar a la del iPhone. Esto quiere decir que emite luz, y por lo tanto no es tinta electrónica. Esto es importante: los actuales lectores eReader del mercado seguirán siendo bienvenidos y competitivos en ese aspecto. 


3) ¿Qué formatos de eBook podré leer en el iPad?


Independientemente de los libros que se adquieran desde la aplicación incorporada iBooks, el iPad será compatible con casi todas las aplicaciones ya existentes para iPhone / iPod touch de la AppStore. Eso incluye lectores libres de libros en formato EPUB como el Stanza, o lectores de PDF como GoodReader o PDF Pro. Así que, en efecto, como la mayoría del resto de eReaders, soportará estos formatos populares: PDF y EPUB


Además, como existirá una versión con conexión WiFi y 3G, será posible utilizar los enlaces interactivos que tengan los libros, que nos podrán llevar a un destino dentro del libro (un capítulo, por ejemplo) o a consultar una página web.


4) ¿Los libros que compré en la iBooks store, los podré leer luego en otro lado?


Parece ser que no


Los libros EPUB con protección DRM de Apple, comprados en la iBooks store, solo podrán ser leídos en el iPad (o en un iPhone o iPod Touch), pero no podrán ser transferidos a la mayoría de lectores de tinta electrónica como el Sony Reader o el Nook. A día de hoy la mayoría de libros electrónicos que se venden con protección anticopia DRM están encriptados por Adobe Content Server, y la plataforma DRM de Apple es claramente la competencia a éste. Éste será sin duda un tema polémico.


5) ¿Qué software y conocimientos necesitaré para poder editar y publicar libros para el iPad?


Existen a mi modo de ver dos opciones. Una es optar por el canal de distribución de la iBooks store. En ese caso, al igual que pasa con las actuales distribuidoras de eBooks, habrá que entregar el libro en formato EPUB a la iBooks Store (es decir, a Apple) para que lo encripte y comercialice. Esto implica saber maquetar libros en formato EPUB, con las diferentes herramientas que existen a tal efecto en el mercado.





La otra opción es seguir editando los libros en EPUB pero encapsularlos en una aplicación independiente para iPad, que se pueda comprar en la AppStore. Esto hará que el libro, además de poder añadir toda la interactividad rica que permita una aplicación multimedia para esta plataforma, poder comercializar el libro simultáneamente para iPad, iPod touch y iPhone. Para desarrollar aplicaciones para la AppStore hay que darse de alta como desarrollador de Apple, adquirir el SDK y empezar a rascar código. No, ¡no salgáis corriendo todavía! Es posible hacer el grueso del libro el HTML y CSS y luego meterlo en una aplicación que haga las veces de contenedor.


Una tercera vía sería la de editar documentos desde el mismo iPad, ya que dispondrá de una versión "light" de iWork, lo que incluye el programa de autoedición Papers. Lo que desconozco es si este Papers será capaz de exportar en formato EPUB para poder posteriormente venderlo en la iBooks store.


Quizás sí la mala noticia es que el iPad, anunciado como algo mágico, revolucionario y tecnológicamente avanzado, haya apostado por ser conservador a la hora de los formatos de libro digital. Es decir, y como ya se ha manifestado en otros blogs, se adaptan los soportes nuevos al estilo viejo de hacer libros en lugar de reinventar el concepto de libro para sacarle partido a los nuevos soportes. En esa línea, los libros multimedia interactivos en Flash, otro tema muy interesante, no podrán visualizarse en el iPad. Un error en mi opinión. Los nuevos libros tienen que abrirse paso, y no ponerles palos en las ruedas haciendo un gadget de lo más "cool", donde se pasan páginas que parecen pergaminos con el dedo. 


Ya veremos. En cualquier caso pasarán meses hasta que veamos a la gente con la mirada enganchada a su iPad :-)





















24 de enero de 2010

Protección DRM ¿Alquilar o vender libros?

En un post anterior expliqué con detalle el proceso de compra de un eBook en un portal de venta directa de libros electrónicos, concretamente en leqtor.com. Estaba pensando que quizá debería cambiar el título de dicho post. En lugar de que rezara "Cómo comprar..." tendría que decir "Cómo alquilar..."

¿Por qué? el libro que descargué era un eBook en formato PDF, protegido con DRM. El acrónimo DRM viene de Digital Rights Management, es decir Gestión de Derechos Digitales. Es una forma de encriptar el contenido de un archivo digital de forma que solamente pueda ser interpretado por el o los dispositivos autorizados a hacerlo. Dicho de otro modo más simple, un archivo protegido con DRM solo lo puedes leer/escuchar/ver tú, nada más. Una canción protegida con DRM sólo será posible reproducirla en tu ordenador y en tu iPod. Un eBook protegido con DRM sólo será posible leerlo en tu ordenador y en tu eReader. La intención es que, al ser tan sencillo distribuir, enviar por correo electrónico una copia del archivo, se acaben vendiendo a penas un puñado de unidades del producto. De este modo, para poder disfrutar de ese archivo, cada persona tendrá que comprar una copia distinta.


La historia del DRM es corta y controvertida. El servicio de compra de música online de iTunes, a día de hoy el mayor del mundo, empezó ofreciendo la posibilidad de comprar canciones sueltas de un álbum, a un precio estratégico de 99 céntimos. Esta opción tuvo mucha aceptación y las ventas iban bien. Los archivos que se descargaban no eran simples .mp3 abiertos si no encriptados con DRM. Es decir, aunque era posible conocer la ubicación del fichero que contenía la canción, copiarlo y enviarlo a un amigo no servía, puesto que al intentar reproducirlo en otra máquina, daba un mensaje de error (estaba encriptado). 


Al comprar una canción (cosa que sólo se podía realizar desde el programa iTunes), el comprador debía identificarse con su Apple ID. De este modo cualquier descarga comprada era cifrada en tiempo real por un servidor de encriptación, basada en sus datos de usuario. El archivo sólo funcionaría en un dispositivo autorizado para ese usuario solamente.


Del mismo modo, para comprar un eBook, se utiliza el software de Adobe Digital Editions (ADE), que necesita que nos identifiquemos con un Adobe ID, y todos los libros que se descarguen (compren) durante esa sesión, estarán encriptados con nuestros datos, y solo se podrán leer en aquellos dispositivos autorizados por nosotros con nuestra cuenta de usuario. Si se adquiere un eBook mediante esta plataforma, aunque se sepa y se tenga acceso al documento EPUB del libro, y se intente "destriparlo" para acceder a sus contenidos, el resultado es algo parecido a ésto:







ya que ha sido encriptado en vivo utilizando el software de servidor ACMS (Adobe Content  Server).


Es decir, realmente no estamos adquiriendo el libro electrónico en propiedad. Lo que estamos haciendo es pagar una cuota de alquiler, un permiso para poder leerlo. No es posible prestar el libro, y transferirlo al ordenador nuevo que nos compremos es un proceso menos sencillo que simplemente copiar y pegarlo.


Pagar por obtener un eBook con DRM es realmente alquilarlo, no comprarlo.


Esta realidad ha provocado numerosas quejas por parte de los usuarios, que ven con recelo este modelo de negocio, y encuentran frustrante pagar por algo que a la postre, no será suyo. Sin embargo las editoriales lo ven de momento como la única solución para poder mantener el negocio y evitar que sus libros en formato electrónico viajen a toda velocidad de correo en correo o vivan alegremente en las abundantes redes de intercambio de archivos.

Sin embargo, están surgiendo iniciativas pioneras por parte de importante editoriales en la dirección de trascender la mordaza del DRM, del mismo modo que en su día Apple decidió dejar de vender canciones encriptadas. La editorial O'Reilly, número uno mundial en edición de libros técnicos sobre informática, decidió vender sus libros electrónicos directamente sin cifrar, en formato PDF, EPUB, mobi, Android...


El resultado es desconcertante: han aumentado sus ventas de eBooks en un 104%, atizado quizás por el éxito del experimento realizado por el célebre periodista / autor / editor David Pogue poniendo en circulación el PDF abierto de uno de sus "Missing Manuals". A día de hoy es posible entrar en la tienda online de O'Reilly y comprar uno de sus libros en formato eBook y disfrutarlo en formato abierto. 


Lógicamente esto hará que dichos libros circulen en todo tipo de redes de intercambio de ficheros. Yo mismo acabo de hacer la prueba de buscar títulos de O'Reilly en diferentes de estas redes y en pocos minutos me he hecho con diversos PDFs con los títulos más populares de la colección.


Búsqueda pirata de libros de programación



Entonces...¿dónde está el negocio? ¿Proteger la copia ilegal con DRM y alquilar los libros, o venderlos desprotegidos?


Probablemente tengan que convivir ambos sistemas. 


Si un libro (que no sea un best-seller) en formato electrónico tiene un precio lo suficientemente asequible y es lo suficientemente fácil de adquirir; no valdrá la pena "buscarse la vida" intentando encontrarlo en versión "pirata" por alguna red de intercambio. 


Hace algún tiempo adquirí un libro electrónico (precisamente de O'Reilly) en formato iPhone a través de la AppStore de Apple. Fue tan sencillo como hacer un solo "clic" y en 20 segundos el libro entero estaba a mi disposición en mi teléfono, a cambio de 3,99 euros (cuando el mismo libro en versión papel cuesta alrededor de los 40). Con esas facilidades, ni me planteé descargarlo pirateado. 




la aplicación de la esquina superior derecha es
un libro comprado directamente online




Es posible que para algunos eBooks más técnicos y para los best-sellers se imponga el alquiler de los libros con DRM, pero para la inmensa mayoría de títulos del mercado, baste con descargarlos en abierto a un precio razonable. Para los libros a la venta, claro está. Para el resto puede ser suficiente con aplicar los diferentes tipos de licencias Creative Commons que hay disponibles.


¿Qué opináis vosotros?












Consulteu aquí la versió en català d'aquest blog