18 de marzo de 2015

El diagnóstico de un proyecto de edición digital

Cuando visitamos al médico, éste nos hace una serie de preguntas para conocer qué nos sucede. Dado el caso, nos manda hacer unas pruebas para saber más sobre nuestro cuadro clínico.

Del mismo modo, al afrontar un proyecto de edición digital, sobre todo si es innovador, hemos de enfrentarnos a una situación similar de indagación, para conocer a fondo qué vamos a necesitar, qué tecnología se puede usar y sobre todo, qué limitaciones nos vamos a poder encontrar por el camino para anticiparnos y evitar que el desarrollo de nuestro proyecto termine en un "development hell".



Es por eso que cuando un cliente viene con un nuevo proyecto o idea bajo el brazo para desarrollar, acostumbro a enfundarme la bata blanca de galeno y empiezo el necesario y siempre algo incómodo interrogatorio. En la mayoría de los casos la idea que tiene el cliente sobre su producto se ve limitada por detalles ajenos a su entusiasmo, y que vienen dados por la disparidad de posibles formatos, productos, dispositivos y circunstancias en las cuales se ha de desarrollar el libro electrónico o equivalente.

El esquema básico de mi cuestionario suele incluir preguntas como:


  • ¿En qué dispositivos ha de poder rodar su libro? ¿Móviles, también ordenadores... (Mac, Windows...) ¿Lo limitamos a iPad, Android...?
  • Importante: ¿su producto va a estar a la venta o será de distribución gratuita?
  • ¿La publicación depende en parte de contenidos online? 
Pueden parecer muy obvias estas preguntas pero creedme si os digo que son verdaderas trampas puestas a propósito.


Por ejemplo, a menudo se ignora que soluciones tan maravillosas de publicación digital como iBooks Author son capaces de crear e-books para Mac, iPad... pero no para iPhone! Con lo cual si se desea cubrir ese segmento, hay que pensar en crear un producto paralelo, con todo lo que ello conlleva.

De igual modo, un precioso libro EPUB3 que tiene multitud de funcionalidades multimedia en un iPad, puede verse capado en Android, o no ser posible su distribución en los markets habituales.

Hay apps o web apps que pueden sencillamente quedar totalmente inutilizadas cuando el usuario no dispone de conexión online.

Hay que tenerlo todo absolutamente todo en cuenta antes de ponerse a producir, que siempre debe considerarse como una fase final del proyecto en lo que todo debe fluir de manera rápida y con los mínimos inconvenientes posibles. Es preferible pasar por el mal trago del "poli malo" al inicio de un proyecto que no al final cuando todo son prisas y agobios.

¡Felices desarrollos!


27 de febrero de 2015

Veo Veo, una app para el iPad a partir de un cuento ilustrado

Varios son los caminos que nos pueden llevar a la publicación de contenidos digitales: libros en formato EPUB3, apps para móviles, Web-Apps, etc.

En este artículo vamos a comentar un caso de estudio: la app para iPad "Veo Veo", realizada a partir de un cuento del ilustrador de Barcelona David Maynar.

Este cuento ilustrado ya estaba editado y publicado en papel, y el encargo que nos llegó de parte del autor era convertirlo en una experiencia interactiva para el iPad respetando al máximo la esencia del libro. Además, se quería que éste estuviera a la vez en tres idiomas: español, catalán e inglés.

El material de partida eran por supuesto los textos e ilustraciones del libro original, junto con una serie de locuciones y efectos de sonido grabados en un estudio profesional. 

La solución tecnológica que se adoptó para llevar a cabo este proyecto fue la misma que enseñamos en nuestros cursos online "Aprende a crear tu propia app a partir de un cuento ilustrado", y fue la de realizar una app basada en HTML5 utilizando la tecnología Phonegap.



El primer paso fue adaptar la diposición de las ilustraciones para el tamaño de la pantalla del iPad, que tiene una proporción 4:3 y un tamaño base de 1024 x 768 px. El siguiente fue optimizar las imágenes de modo que tuvieran la resolución suficiente para que se vieran bien en una pantalla Retina a la par que se economizaba el tamaño de los archivos. Una imagen PNG de 24 bits puede llegar a "pesar" más del doble de su correspondiente a su versión de 8 bits.

Cada una de las páginas interactivas del libro fue construida con Adobe Edge Animate, una herramienta que permite crear animaciones interactivas en formato HTML5 de una forma sencilla y abierta a la inserción de código Javascript libre.

De este modo, el produto final, además de ser una app para iOS, potencialmente también puede publicarse en web o para Android. Para ello, empleamos la tecnología Adobe Phonegap Build (PGB), que permite transformar en pocos minutos los contenidos HTML5 creados con Edge Animate en una app para ambos sistemas a la vez.



El resultado es un divertido cuento ilustrado para niños, que explora los colores y las sensaciones que uno vive cuando sale a pasear por el parque. Un ejemplo de cómo transitar del papel a la pantalla digital sin necesidad de hacer grandes inversiones, al alcance de todos.

Si quieres conocer al autor de esta app, estará presentándola el lunes 2 de Marzo de 2015 en el encuentro Adobe Mobile Barcelona, que tendrá lugar en Barcelona en el contexto del Mobile World Congress:




24 de febrero de 2015

Adobe Digital Editions para iOS

Hasta ahora, la gama de aplicaciones móviles que reproducen EPUB3 implementando la mayor parte de sus prestaciones multimedias más atractivas (animación, interactividad, multimedia, etc.) se resumían prácticamente a iBooks de Apple en el caso de iOS y a Gitden Reader en Android. 

Pues bien, desde unas pocas semanas hemos de sumar a este ecosistema a un nuevo-viejo actor: Adobe Digital Editions.


Esta app, que es la réplica para iOS (iPhone / iPad) de su homónima para escritorio (Mac / Windows), que es un clásico en el mundo del e-book. Al inicio de la comercialización de los libros electrónicos con DRM, una solución tecnológica habitual era encontrar tiendas online que ofrecían su catálogo digitalizado en formato PDF o EPUB2 usando el DRM de Adobe (mediante la tecnología de Adobe Content Server) y Adobe Digital Editions como aplicación cliente para realizar y gestionar las compras, a la vez que la sincronización y la lectura. 

Este software está implementado en una gran parte de los e-readers 'genéricos' del mercado (=los que no son Kindle de Amazon) en forma del denominado RMSDK (Reader Mobile SDK), así como en otras aplicaciones que no son estrictamente ADE pero que funcionan franquiciadas como es el caso de Sony Reader. Entonces, es importante a la hora de comprar un e-book informarse sobre qué tipo de DRM incorpora (si lo lleva) para conocer con qué aplicaciones o dispositivos lo podremos leer sin problemas.

Al igual que pasó en su día con Adobe Reader para leer PDFs, Adobe ha llegado tarde a implantar su app en iOS. Y me temo que, al igual también que pasó con Reader, no solamente llega tarde si no que llega mal.

Tras testear la aplicación en un iPad 3, he de decir que, a pesar de verificar que ADE para iOS es compatible con la gran mayoría de prestaciones multimedia de EPUB3, no presenta a día de hoy un serio competidor para iBooks de Apple. El rendimiento gráfico y de la interactividad es todavía insuficiente. Hay algunos errores de representación de páginas o gráficos. El interface de usuario, aún teniendo todas las funciones imprescindibles, es algo espartano. 

No existe (o no he sabido ver) la opción de poder visualizar los libros a doble página. Tampoco hay efecto visual de doblez de página "de papel". Sin embargo, ADE implementa un curioso servicio de estadísticas que informa al usuario cuánto tiempo lleva leyendo, y cuantas hora ha leído cada día, distribuidas en mañana, tarde y noche. Algo curioso, que tendría su gracia una vez que esta app funcionara del todo bien haciendo la función que debe hacer: facilitar la lectura de libros.

aspecto de la pantalla de ADE que nos muestra nuestras estadísticas lectoras


En resumen, yo daría a ADE para iOS un aprobado justito. Es una buena noticia que al menos exista ya en el mercado y se pueda descargar, ya vendrán actualizaciones con mejoras. De momento, en el caso de Android, no se sabe gran cosa. Adobe ofrece esta página con un listado de qué apps se recomiendan según el modelo y el fabricante. 

No sé si coincidiréis conmigo en esta valoración, pero creo que a fecha actual, el universo Android sigue asombrosamente muy rezagado en lo que a libros electrónicos modernos se refiere. El presente y me temo que el futuro cercano seguirá bajo la influencia de la manzana mordisqueada.

¡Felices lecturas!


Consulteu aquí la versió en català d'aquest blog